Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 24 de noviembre de 2017
POLÍTICA

PP: "El alcalde de Benavente es un talibán de la ilegalidad"

Aunque el alcalde dice que es un “talibán de la legalidad”, lo que realmente es, es un talibán de la ilegalidad.

[Img #16439]“Al que pida las 37,5 horas inmediatamente despedido”. Si un Alcalde le dice a un trabajador que si pide el cumplimiento de su contrato laboral le manda a la “puta calle”, no está defendiendo la legalidad, la está vulnerando gravemente y, además, rayando la comisión de un delito que debería investigar la autoridad judicial a quien le corresponda.

 

Por mucho que trate de convencer a nadie, son ya demasiadas las mentiras y contradicciones en las que demuestra que es capaz de manipular cualquier cosa, con tal de seguir en el puesto.

 

Su actitud no es nueva, la conocen y sufren muchos trabajadores y ciudadanos de Benavente. Y tarde o temprano, todo saldrá a la luz para quitarle de una vez por todas la careta.

 

La grabación de la conversación del alcalde con un trabajador en su despacho, ejerciendo en su puesto de máximo regidor, fue aportada por trabajadores en procesos judiciales, por lo que obra en poder del ayuntamiento como parte de los mismos.

 

Animamos al Alcalde a que la publique íntegramente, para que todos los benaventanos puedan escucharla y valorar su contenido. Y esto debería de hacerlo con todos los medios de comunicación.

 

El Partido Popular aporto a la opinión pública, a través de todos los medios de comunicación, fragmentos de lo tratado, que ni están manipulados, ni sacados de contesto. Son el fiel reflejo de una actitud del Alcalde, y de una conversación en la que dijo exactamente lo que quería decir.

Entendemos que trate de desvirtuarlo, como viene haciéndolo, porque ha quedado retratado ante la opinión pública, que ha visto como una autoridad pública utiliza su poder, abusando de su posición, contra un subordinado, que podría haber sido cualquier persona.

 

Todo el que tenga la opción de escucharla íntegramente, comprobará que el trabajador mantuvo una actitud de respeto. Que el Alcalde y el propio Concejal incurren en contradicciones con las afirmaciones que estos días están haciendo en medios de comunicación para justificar lo injustificable.

 

Hoy hemos conocido a través de un medio de comunicación que lo que le importaba al Alcalde realmente no era la privacidad de un acto público, pues se produce en el despacho de Alcaldía, sino el haber quedado retratado como ha sucedido, por mucho que después esté intentando utilizar la táctica que utiliza el calamar cuando se ve en peligro, arrojando tinta para confundir a la opinión pública y que piense que la víctima era el verdugo.

 

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress