Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eugenio de Ávila
Sábado, 2 de diciembre de 2017
DENUNCIAS

El puente de los Poetas pide una mano de pintura, después de un lustro escaso de vida

Ya se hace notar el poco embellecedor óxido en sus partes metálicas

[Img #16588]Texto y fotografías: Manuel Herrero Alonso

No llueve y, desde hace tiempo, salvo algún pequeño aguacero, que de poco ha servido, el agua no llega. Una sequía prolongada que tiene sus consecuencias  negativas: no se purifica la atmosfera, no se riega el campo de forma natural ni crecen los ríos que más tarde llenaran los embalses. 

Pero los efectos del agua también dejan su impronta en forma de óxido en el metal que constituye elementos de nuestra ciudad. En principio, el hierro. material que estando a la intemperie se moja y, posteriormente, se degrada perdiendo sus cualidades, puede salvarse con revestimientos antioxidantes, que prolongarán la vida del material, tanto como se quiera. Pues en las barandillas del puente nuevo, el conocido como de los Poetas, poco han debido de tener en cuenta la necesaria protección de los elementos metálicos, a juzgar por su estado. A un lustro escaso de su puesta en servicio, ya pueden apreciarse las clásicas manchas tan características de la  herrumbre.

No hay que alarmarse, pero sí tenerlo en cuenta, por dos motivos: primero el efecto visual antiestético que da cuenta del evidente descuido en que se encuentra el joven, pero de aspecto envejecido puente, y el no menos importante que, de no atajarse a tiempo, el remedio será más difícil y, por supuesto, más costoso. La corrosión del hierro lleva a que las paredes pierdan progresivamente grosor, debilitándose hasta llegar a un punto en el que se convierten en frágiles, dejando entonces de cumplir su misión y se trata del vallado de un viaducto...

Resulta sorprendente que, en tan poco tiempo, pueda encontrarse una estructura en estas condiciones, algo falla. Para empezar, no fueron excesivamente esmerados al extender la primera imprimación, algo vital porque sobre ella se adherirán las posteriores capas de pintura sean del tipo que sean. Queda evidente, cuando sin esfuerzo se puede, en alguna de las partes inferiores, desprender con un solo tirón la capa de pintura, dejando a la vista la parte metálica desnuda, lo que corrobora lo anterior. Está como está, evitar que el deterioro continúe y que el aspecto mejore solo depende de una mano de pintura con la calidad suficiente. 

Está claro que la acción corrosiva del óxido sobre el puente será potenciada por los efectos del agua y, de momento, no llueve, no digamos que por suerte.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress