Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eugenio de Ávila
Jueves, 7 de diciembre de 2017
MYSTIK OM

Un granito de arena

Marina Requejo

[Img #16667]En estos días de tanto caos, donde todo a nuestro alrededor parece que no encajamos, donde esta reinando el miedo, y nosotros nos vemos impotentes porque parece que no podemos hacer nada, sumiéndonos en la más profundas de las tristezas, encontrándonos a la deriva sin ver un puerto donde llegar, no bajemos la guardia. Sé que estas sacudidas tan fuertes que están pasando en el mundo, hace que bajemos nuestro nivel vibracional, haciéndonos vulnerables y no dejándonos ver con claridad: Todos estos acontecimientos nos están generando desasosiego, odios, impotencias, miedos, confusión, no permitamos que esto nos suceda.

Es difícil controlar los sentimientos, cuando se trata de situaciones tan impactantes como las que estamos oyendo, diariamente, en los telediarios, en la radio e incluso en conversaciones de gente cercana a nosotros; es inevitable que, por unos minutos, todos  sintamos que una parte de nuestro corazón se quiebra.

¿Pero qué podemos hacer? ¿Cómo podemos ayudar? Si parece que son cosas que escapan a nuestro control y no somos más que un grano de arena en medio del desierto.

Pues como hemos ya explicado en muchas ocasiones, todo lo que pensamos o deseamos se materializa, pongamos cada uno de nosotros, cada grano de arena, pensamientos positivos, enviemos oleadas de luz, de amor, de buenos deseos a estas situaciones que están pasando a nuestro al redor, la fuerza del amor es el arma más poderosa con la que podemos  contrarrestar muchas de estas situaciones.

Repito: sé que es difícil quizás creer en momentos bajos en esta ley, pero os aseguro que cada pensamiento positivo, cada visión de luz que enviemos allí donde hace falta, caerá como una pompa de jabón llena de amor para suavizar situaciones.

Si todos, seamos de la religión que seamos, enviamos luz, amor, oraciones, haremos que la vibración de la humanidad aumente, provocaremos que el miedo no siga invadiendo, y ayudaremos a regenerar todo aquello que  el odio y el rencor, quiere conseguir.

Si todos los granos de arena trabajan al unísono, seremos fuertes. Si todos los granos de arena trabajamos amorosamente, seremos invencibles.

Nosotros desde aquí trabajaremos en esta línea, quien se quiera apuntar no estaría de más, llenemos el mundo de pensamientos positivos y cambiemos la vibración de la tierra

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress