Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eugenio de Ávila
Viernes, 22 de diciembre de 2017
PERFUMERÍAS

Drogas Vaquero te obsequia con un regalo por cada una de tus compras durante estas fiestas

Marisa Fernández, gerente: “El perfume, si tiene esencias naturales, dura más tiempo”

[Img #16883]“Ofreced a una mujer el mejor producto que podáis preparar, presentadlo en un frasco prefecto, que sea sencillo y de un gusto exquisito; ponedle un precio razonable y asistiréis al nacimiento de un negocio como jamás se haya visto”. Esta frase la pronuncio Fraçois Coty, perfumista y empresario francés que convirtió el perfume en un negocio de alcance mundial. No conocía a este genio. Marisa Fernández, gerente de Drogas Vaquero me lo presentó. Después le pregunté, como erudita en cosmética y perfumería, por las razones que nos llevan a la ciudadanía, hombres y mujeres, a comprar perfumes en esta época del año, Navidad y Reyes. La respuesta fue diáfana: “No es que la gente se perfume más en Navidad, pero, sin duda, es la época del año en que más se regala. Es la temporada alta para la perfumería. Compran los hombres para las mujeres, y las señoras para los caballeros; las madres para las hijas y las hijas para sus madres”.

Drogas Vaquero nos ofrece durante estas fiestas algo distinto, según Marisa. “Supongo que una calidad especial en el servicio, una cercanía al cliente, un asesoramiento. Cuando entras en alguna de nuestras cuatro tiendas, Santa Clara, Pinilla, El Riego o La Candelaria, le comentas que quieres hacer un regalo, ya sea un perfume o cosmética u otro tipo de regalo. Nuestros profesionales ofrecen asesoramiento para que el cliente quede satisfecho con su compra. Se le muestran una serie de obsequios para que elija”. 

Le comentó a Marisa si en perfumería también lo barato es caro: “No necesariamente. Pero el perfume, si tiene esencias naturales, dura más tiempo; posee mejores fijadores y vas a permanecer más tiempo perfumado y el aroma es más natural. Los perfumes de consumo, las esencias, son sintéticos. Por lo tanto, dura menos tiempo y el aroma no es tan natural, tan fresco, tan bueno. Un perfume natural huele más a rosas y el sintético, más a ambientador. Esa es la diferencia que vas a notar. Pero es cierto que el perfume bueno es perfume caro. A mí me gustan los franceses, no tienen nada de sintéticos, son naturales”.

Considera, la empresaria zamorana, que también las personas se distinguen por el perfume que utilizan: “La gente tiene sus prioridades a la hora de adquirir una cosa. A la persona que le gusta un perfume bueno, lo paga; a la que le gusta ropa buena también sabe que lo va a pagar. Y al igual que adquiere un vestido de marca, puede utilizar un perfume bueno; pero también puede suceder al contrario”.

Le inquiero si existen perfumes para el invierno y otros para los meses de calor: “Es cierto que los perfumes muy fuertes parece que te ahogan, que te obligan demasiado. Los aromas fresquitos son más agradables para el estío”. También le cuestiono a Marisa de Vaquero por dónde debemos aplicarnos el perfume, porque puede haber ignorancia en este asunto: “Lo típico es en las zonas donde notas más calorcito, como detrás de las muñecas, detrás de las orejas; pero siempre se ha dicho que dónde más se conserva el aroma es el cabello. Si lo tienes largo, al moverte, lo difundes y lo expandes. Las francesas se perfuman el pelo. Hay marcas que fabrican perfumes para el pelo, con menos alcohol y no se estropea tanto el cabello. El pelo es muy poroso y recoge los aromas mejor”.

Quise saber qué ofrece Vaquero esta Navidad y Reyes a los zamoranos. He aquí lo que ha preparado la empresaria para estas próximas fiestas: “Primero, que venga a conocernos si nunca ha sido cliente nuestro. En cualquier de nuestros cuatro establecimientos se le va a tender como merece. Se les mostrarán los perfumes de moda, los clásicos, lo que deseen, si lo quieren solo, si lo desean estuchado y, sobre todo, los regalos se empaquetan con mucha clase, con glamour, con delicadeza.  Lo que queda muy claro es que nos diferencia de las franquicias consiste en nuestro asesoramiento al cliente y que vamos a dar un regalo por cada compra”.
Reconoce que Drogas Vaquero también vende más que perfumes: “Nosotros tenemos un almacén de Droguería y Perfumería en la carretera de Moraleja, desde el que distribuimos nuestros productos para toda la provincia, para Salamanca, para Valladolid, para León, Palencia y Segovia. Por lo tanto, no podemos dedicarnos solo a la perfumería clásica, porque nuestro negocio era la droguería. Mi suegro fue droguero y nosotros seguimos siéndolo. La gente de Zamora, cuando piensa en droguería, acude a Drogas Vaquero. Primero somos drogueros,  y después perfumistas. Pero, no obstante, vendemos todas las grandes marcas de perfumería. Antes había concesiones de marcas, y solo las vendías tú. Ahora, el mercado ha cambiado: hay un comercio tradicional que nosotros hemos tenido y también están las cadenas. Entonces una firma tiene su vendedor para las tiendas tradicionales y para las cadenas. Todos tenemos las mismas mercancías, pero compramos con distintas condiciones. No es lo mismo comprar en una perfumería solo que en una cadena, porque tiene muchísimas tiendas. De ahí vienen las diferencias de precios tan ostensibles. Nosotros siempre nos adaptamos al precio del mercado. Tenemos, como te he dicho, muchas marcas. Nuestros precios van siempre en función del mercado y las propias marcas se preocupan de que estemos muy bien atendidos. El vendedor de las tiendas tradicionales vive de ello, de este trabajo. Y, por tanto, le interesa, muy mucho, que las tiendas tradicionales disfruten del mismo precio que su jefe dé a las cadenas. Nos compensan con cosas, cuando no es por precios, con regalos por compra”. Y concluye con algó que considera esencial: “Gracias a todo el equipo de Drogas Vaquero por su trabajo incondicional”.

Para terminar otra frase de Coty: “No basta con crear un producto de calidad, hay que exaltarlo, traspasar sus límites: ¡hay que seducir”. Sin duda, esta Navidad hay que adquirir un perfume en cualquiera de las cuatro tiendas de Drogas Vaquero si queremos seducir a nuestros amantes. 

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress