Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eugenio de Ávila
Viernes, 16 de marzo de 2018
EMPRESARIOS

“El Regalo de Atenea”, un aceite de lujo para paladares exquisitos, producido en Fermoselle

Luis Fernando y David, dos jóvenes sayagueses, demuestran amar así a su tierra, fabricando un aceite excepcional, mimando la aceituna y su conversión en aceite

[Img #18351]Hace más de un año, Luis Fernando y David, charlando al lado de una chimenea, empezaron a perfilar la idea de poner en valor los productos de Los Arribes: “Es bien conocido de todo el mundo la gran calidad de nuestra materia prima, aunque, como se sabe, se hallen infravalorados”.  Consideran estos dos jóvenes empresarios sayagueses que “el mercado del vino se encuentra y, además, en nuestra familia siempre se había elaborado aceite para el autoconsumo. Así que nos decidimos por este sector. No obstante, hemos modernizado la producción, cambiando la forma de trabajar los olivos, siendo más respe-tuosa con el medio ambiente, eliminando, en lo posible, los productos químicos”. Desde su génesis todo se ha ido transformando: “También cambiamos la forma de la recogida, adelantando la recolección recogiéndola cuando la aceituna está verde o en envero, mimamos mucho más la aceituna, descartando toda aquella que cae fuera de las redes y se transporta en cajones de PVC ventilados, siempre al final de la jornada. Nunca la almacenamos con lo que la acidez se reduce al mínimo”,

Reconocen Luis Fernando y David que todo este proceso, tanto mimo y cuidado, “encarece mucho la producción y desciende el rendimiento. Por ejemplo, este año ha sido de un 10,6 %, frente al 14 % de la producción tradicional”. Sin embargo, a cambio, “se obtiene un AOVE con unos aromas y sabores mucho más frescos y verdes, como hierba recién cortada, tomatera…”.

Estos dos jóvenes empresarios fermosellanos, además de elaborar un producto exquisito, para mí el mejor aceite que he probado en mi vida, también pensaron en la estética, en la presencia del producto: “Mimamos la presentación, ya que un producto de gran calidad debe de llevar un envase acorde. En nuestro caso, contamos con unas botellas procedentes de Italia, además de una etiqueta realizada con gran esmero por un reconocido diseñador zamorano. También portamos con gran orgullo en nuestra botella el sello de la “Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica” aprobada por la Unesco, siendo los únicos productores de aceite a los que le ha sido concedido”.

Pero este verano fue especialmente cruel con Los Arribes: “Como ya sabes este estío ha sido muy duro en Los Arribes, a causa del terrible incendio que hemos sufrido, en lo que nos toca a nosotros hemos perdido alrededor de 25 olivos centenarios además de tener gran parte de la futura cosecha afectada, por todo ellos nos gustaría hacer un llamamiento a todas las administraciones para que pongan en prácticas todas las políticas medioambientales que predican y que nunca llevan a la práctica olvidándose  de los pueblos y de sus gentes. También solicitamos que no salga tan barato atentar contra el medio ambiente”.

Se muestran orgullosos de este primer año de producción: “En nuestro debut en el mercado, la aceptación ha sido espectacular tanto en ferias como a nivel de ventas, tanto en España como en exportaciones”.
Alguien que los estima les dijo que “sois locos amantes de vuestra tierra”.  A lo que respondieron que “y lo cierto es que resulta un buen resumen, somos dos enamorados de la tierra de nuestros abuelos que hemos decidido apostar para no dejarla morir y a través del trabajo y del cariño insuflarle de nuevo vida para que vuelva a regalarnos sus frutos”.

Para ampliar la información y como finiquito a este reportaje, me comenta datos que un servidor desconoce y me recomiendan su uso en crudo: “El puro zumo de aceituna se almacena en depósitos de acero inoxidable donde se decanta de forma natural, evitamos el filtrado para proteger todos los aromas. Posteriormente es envasada, siempre bajo pedido. En boca, al inicio presenta un ligero dulzor al que siguen un amargo y un picante muy equilibrado, seguimos con el sabor a campo, hierba, menta... Debido a estos aromas, se recomienda su uso en crudo (ensaladas, tostadas, regar un pescado o una carne a la plancha...) aunque no se descarta su uso en otro tipo de preparaciones.

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress