Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eugenio de Ávila
Sábado, 31 de marzo de 2018
¿DIVERSIONES?

Botellón disipado

Pocos participantes y poco limpios

[Img #18595]Texto y fotografías: Manuel Herrero Alonso

 

                Había llovido, poco después de finalizar la procesión del Yacente, dejaba. Soplaba el viento, y frío que venía. Ninguna de las dos circunstancias había resultado en ocasiones anteriores impedimento para que en la muralla de San Martín, lugar por el que preguntaban los forasteros para orientarse de madrugada, se concentraran jóvenes para celebrar botellón. No fueron tantos esa noche al parque, y ninguno en esta ocasión a Balbarrraz. En otros refugios tampoco fueron muy numerosas las concentraciones, como en los soportales de la calle del Silencio y la plaza de Los Tilos, en los jardines de San Bernabé tampoco había nadie.

                La escasez de luz, las farolas blancas con protección antivandálica, que alumbran normalmente el camino hasta la fuente estaban apagadas. Mejor para ellos. Las farolas de colores estaban encendidas, pero nada alumbran, el foco que realza la escultura de Coomonte, recientemente instalada y protegida mediante vallas para la ocasión, estaba apagado, por eso alguno aun estando cerca ni la obra de arte. La música, bastante alta,  proveniente de los bafles de un vehículo estacionado junto a la carreta, al lado del semáforo, ponía música a la fiesta, más arriba apenas era audible ante el bullicio que conseguía apagarlo. Los servicios portátiles estaban colocados en hilera en la parte de abajo, cola formaban para acceder las chicas, los chicos no tuvieron tanta necesidad porque para ellos había urinarios, que en esto la igualdad no vale. Los incalificables lo hicieron donde siempre, en un árbol, en la muralla, como lo hacen en su casa.

Fue un botellón atípico. No hubo dos tiempos, uno en el que la gente acudía y otro en el que la gente se marchaba. El trasiego  de personas entre el parque de San Martín y la Plaza Mayor y sus aledaños fue constante, porque en la ciudad también había fiesta como se apreció en los bares de copas. Algo está pasando. Los factores para que la participación fuera menor, condiciones climáticas aparte, que otros años con peor tiempo no han restado participantes,  pueden deberse a varios factores. La edad pone punto final,  en un determinado momento, a ciertos modos de diversión. Los jóvenes encuentren otros atractivos para emplear su tiempo de forma más provechosa, como demuestra la disminución de botellones el resto de fines de semana. Que las compañías no sean solidarias con ciertas actitudes basadas en la ingesta de alcohol. El emparejamiento y la formación de familias.  La situación económica, que permite ciertos dispendios de vez en cuando. Y lo más importante, disminuye el número de adolescentes que se suman a esta práctica, porque los participantes eran jóvenes, pero no tan jóvenes. El botellón envejece.

No habían sonado las cinco de la mañana, era poco antes, cuando la megafonía de la cofradía instalada en el exterior de la iglesia, lanzaba su sonido organizativo, que poco entendible, pero llegaba al parque, como de estampida abandonaban el lugar. También quieren ver la procesión.

Nosotros, los zamoranos, lo que vimos por la mañana, fue un San Marín lleno de basura, que los empleados de Zamora Verde , la empresa encargada del mantenimiento de jardines, desde las ocho en punto de la mañana de un Viernes Santo, dejaron en poco tiempo impecable. Pero también comprobamos una calle, había otras afectadas, Carniceros, llena de vasos, botellas y bolsas de plástico. Una calle, al lado del Museo de Semana Santa, plagada de basuras, cuando ya era más que de día.Botellón disipado.

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress