Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eugenio de Ávila
Martes, 3 de abril de 2018
MOVIMIENTO VECINAL

FAVEZA se queja de la falta de un contacto permanente con el Ayuntamiento

Artemio Pérez, veterano dirigente vecinal, presidente de la federación y de la A.VV. de Pinilla, habla de lo que debería ser la relación con el equipo de gobierno actual

[Img #18630]FAVEZA (La Federación de Asociaciones de Vecinos de Zamora) representa a la organización vecinal década entre las de la ciudad. Casi desde el nacimiento de la democracia, vecinos de los barrios zamoranos lograron aunar esfuerzos para exigir a los ayuntamientos democráticos que, a partir del 1983, serían socialistas, tras el periodo de UCD, que tuvo como regidor al empresario Martín-Fiz. 
Viejos dirigentes vecinales aún resisten el paso del tiempo, como son Tina Domínguez,  presidenta de la Asociación de Vecinos de Pantoja; Miguel de la Peña, casi retirado de la práctica diaria del asociacionismo, y Artemio Pérez, presidente de Pinilla desde el inicio del movimiento vecinal y a su vez presidente de FAVEZA, al que nos hemos dirigido para tomar el pulso a la agrupación de vecinos más fuertes de la ciudad, aunque sufriera, no ha mucho tiempo, unos cuatros años, una escisión, que dividió en dos la antigua unión vecinal. Se dijo, se escribió y se murmuró que unos, los de FAVEZA, la formación clásica, representaba el asociacionismo conservador, mientras la Asamblea Vecinal, que presidió en su origen el actual concejal de IU en el Ayuntamiento de Zamora, Christoph Strieder, se consideró de izquierdas, a la que también hemos cuestionado en este especial sobre la situación de su asociación desde que se decidió separarse de FAVEZA. Pero en esta página damos la palabra a Artemio Pérez, al que le hemos formulado, como primera cuestión, la siguiente entrevista.

-Usted ha escrito parte de la historia del movimiento vecinal en Zamora, que, en casi 40 años, ha vivido situaciones de todo tipo: enfrentamientos con el poder político, sea el que fuere, o cercanía con el Ayuntamiento. Pero quisiera saber, después de tantas décadas, ¿cuál es el papel que todavía atribuyen a las asociaciones en el barrio al que pertenecen?
-En principio, desde toda asociación se debe velar por las necesidades, problemas, asuntos de la gente del barrio y también por las cuitas personales de cada vecino. Somos como una gran familia a quien consultar, pedir y, por qué no, exigir para hacer llegar al concejal de turno qué le falta al barrio, que averías existen, que obras se deben realizar. El objetivo consiste en que el Ayuntamiento se dé por enterado de que en un determinado barrio se necesitan una serie de arreglos y de inversiones. Y debe darnos igual si el equipo de gobierno es de un color u otro color político.

-Entiendo que ustedes reciben en sus oficinas a los vecinos que acuden a ustedes para plantearles determinados problemas. Por lo tanto, segunda cuestión: ¿Qué modelo de participación propondrían para que les vecinos del barrio pudieran hacer llegar sus quejas al Ayuntamiento?
-Lo más importante es que los vecinos conozcan en qué consiste nuestra labor, dónde nos encontramos y qué podemos hacer para atender sus demandas. Pero lo que desea toda asociación es que haya una gran participación de los vecinos y apoyo en sus reivindicaciones. Porque los dirigentes de las asociaciones no acudimos, diariamente, a las oficinas municipales para solucionar nuestros problemas personales, sino el de los vecinos de cada uno de nuestros barrios. Si existe un gran apoyo del barrio, nosotros acudiremos, cargados de razones, para exigir con mayor fuerza y vehemencia la solución a los problemas generales del barrio.

-Sin duda, el Ayuntamiento se constituye en el tercer vértice de este triangulo, que forman vecinos, asociaciones y municipio. Sea usted sincero y poco diplomático, aunque conozco que su carácter le impide bailar el agua a nadie. Responda: ¿Cómo calificaría las relaciones con el actual equipo de gobierno? Sabemos que no le gustó mucho que el primer presidente de la Asamblea Vecinal, su rival en el movimiento, fuese colocado como concejal de Barrios.
-No nos gustó, sin duda, y así lo hicimos saber al alcalde, porque carecía de imparcialidad. Pero respondiendo a su pregunta, debo decir que el Ayuntamiento mantiene con la federación que presido un cierto descuido, por definir esa relación e incluso me parece que nos tiene abandonados y sin comunicación con nosotros con el objetivo de saber cuáles son las necesidades del barrio, pues somos nosotros los que sabemos, de verdad, porque vivimos allí, cuáles son los problemas más urgentes a los que hay que poner solución. Y, en muchos casos, no se consulta con la asociación.

-Vamos a darle la vuelta a la pregunta: ¿Cuál debería ser la competencia de las asociaciones de vecinos en las decisiones que adopte, tome y proyecte el Ayuntamiento sobre los distintos barrios de Zamora?
- Sin duda, reivindicativa de todas las necesidades que la ciudad presenta por los distintos barrios, y, por supuesto, libre. El Ayuntamiento debería creer en nuestro papel como altavoz de los problemas cotidianos que suceden en los barrios, porque nosotros se lo haríamos saber de forma inmediata. Pero si pasa de escucharnos, cuando quiera darse cuenta, el problema se ha enquistado y no habrá remedio o, como poco, difícil solución.

-¿Han valorado, el barrio que posea patrimonio importante, la posibilidad de autogestionar algún espacio público, como podría ser piscinas, polideportivos, guarderías y que los beneficios de esa labor redundaran en inversiones en la zona.
- Por lo que respecta a la asociación de Pinilla, de la que soy presidente, tengo que decir que gestionamos la piscina y las instalaciones deportivas, pero no le sacamos provecho económico de ningún tipo, para que los vecinos disfruten de su utilización sin coste alguno.

-Estamos finalizando. Un último ruego, queja...
-Pues que nos gustaría que el actual equipo de gobierno, concejales, Ayuntamiento en definitiva, tuviese un contacto mucho más cercano y permanente con las asociaciones para que así pudiéramos indicarles nuestras necesidades, realizarlas y cumplirlas, pues no solo son las que se ven de cara al público.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress