Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eugenio de Ávila
Jueves, 17 de mayo de 2018
SALIDA PARA ESPAÑA Y ZAMORA

Energía solar en todos los edificios

Paco Molina

[Img #19449]Las energías alternativas (solar y eólica) permiten el auto abastecimiento debido a su formato para producirlas.

Sin embargo, parece que los Gobiernos capitalistas (que apuestan por los ricos) españoles, han prohibido la posibilidad de que un particular (esa iniciativa privada, tan ensalzada cando se trata de los poderosos) pueda poner en su casa rural este tipo de energía, vivir de ella, y si le sobra, venderla.

Por otro lado, empieza a ser noticia que el precio del barril de crudo (vulgo petróleo) está subiendo sin parar.

Esto último es tan grave (o más) que lo primero, porque la recuperación económica se ha producido en gran medida porque el precio de los carburantes estaba por los suelos (de bajo).

La dependencia de España del petróleo y el gas natural, es tan bestial, que se teme que un simple incremento de 5.000 millones de euros en la factura de carburantes fósiles, sea un duro golpe para una salida de la crisis que en España encima no la disfruta (aún) la mayoría de la población.

Es decir, que en las altas esferas se teme que la crisis del 2007 se una con la nueva crisis (Ya se sabe que el capitalismo tiene convulsiones inevitables cada cierto tiempo) lo cual prodría ser devastador.

Ante esto he recordado un propuesta de IU (o de alguien de IU) de hace años, que parece que está en el olvido, siendo por el contrario, buena siempre, y hoy, imperiosamente necesaria.

La idea del ponente (el compa de IU que expuso la idea) era resolver de golpe, dos gravísimos problemas que tiene España.

Uno es la tremenda dependencia energética de nuestro país respecto al exterior, y el otro, el inmenso paro en el sector de la construcción.

Pues bien, la idea de gobierno de este compa consistía pura y simplemente en que:

1.- Todas las casas y edificios de nueva construcción (unifamiliares o en colmena, para viviendas u otros usos) estarían obligadas a dotarse de placas solares suficientes como para producir la energía que necesiten (o más). Así mismo, si fuera factible o compensara, usarían algo de energía eólica.

2.- En todos los edificios y casas existentes en la actualidad, en un plazo prudencial (y mediante facilidades y créditos blandos) se harían las obras necesarias en sus tejados, azoteas o aledaños, como para que acabaran contando con placas solares ( y si es posible eólica) para, al menos, el autoabastecimiento.

El ahorro de energía en carburantes del país sería tan importante y definitivo, que el esfuerzo económico inicial enseguida se vería recompensado, convirtiéndose encima y a partir de ese momento, en ganancia.

Y la generación de puestos de trabajo (del sector de la construcción) importantísima y trascendente.

Añádase a esto, que un Estado solidario debería empezar esta operación (en lo que a las líneas de crédito se refiere) por las provincias empobrecidas (la llamada España vacía), como por ejemplo Zamora, (lo cual le vendría de perlas).

Países que resolvieron sus problemas de agua (la excesiva abundancia en Holanda, o la escasez de ella, en Marruecos, por ejemplo) u otros, como el no tener nada y apostar por la enseñanza (Singapur), indican que sólo las soluciones decididas y totales para abordar una carencia hacen a un país rico, o al menos, no pobre-dependiente.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress