Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eugenio de Ávila
Miércoles, 23 de mayo de 2018
DENUNCIAS

Carretera de Almaraz: mal para peatones, peor para ciclistas

Un parcheo del carril-bici no resuelve la situación

[Img #19573]Texto y fotografías: Manuel Herrero Alonso

                En ambos sentidos,  por los extremos de la vía caminan los peatones, los vehículos circulan por su calzada. En el caso de que hubiera habilitado un carril para ciclos, queda implícito que, quien  se desplace en bicicleta, lo hará por ese espacio particular. Fácil que parece. Cuando los viandantes caminan por la parte asfaltada, los coches ruedan por el espacio marcado en verde y los ciclistas no sin riesgo tienen que dejar su carril. Algo está pasando en la carretera de Almaraz.

                Por partes, sin acceder a la misma y observada desde su inicio, bien puede dar el pego. Una carretera, suficientemente ancha, dotada de carril bici, y aceras arboladas, para que puedan ofrecer sombra y agradar el paso. Pero los que por allí se desplazan con cierta asiduidad, algo lógico, porque además de llegar pasados muchos kilómetros como su nombre indica a Almaraz, hay viviendas, fincas y hasta un colegio. Y lo que podría ser un paseo, más o menos confortable, se convierte en una odisea, que empora en relación proporcional al alejamiento del punto de partida.

                Los viandantes, a pesar de existir aceras, difícilmente pueden caminar por ellas. La vegetación de los alrededores lo impide porque invade en parte y hasta en algún punto totalmente la acera, obligando a los peatones a bajarse y andar por el carril bici. Ocupada la zona por la que ellos deberían de circular, los ciclistas tienen que pasarse a la calzada para coches . Tampoco falta el conductor que, aprovechando la falta de resaltes en la zona de ciclos, pasa unos metros por el espacio para bicis. Total que, por motivos, más menos justificados, vehículos, ciclistas y peatones, van por donde no deben.

                La anchura de la vía lo permite y bien que se podría crear un auténtico paseo, con sus aceras cómodamente transitables, sin estorbos de vegetación, ni árboles plantados precisamente en  medio, con un carril para ciclistas, que lleve a alguna parte y que este separado del de los coches por macizo vegetal  o bordillo. Mejorando la circulación, para lo que hay, y para lo que pudiera haber en futuro. No olvidemos, han callado las voces que reclamaban concederle usos culturales, que el edificio de la cárcel sigue en venta.

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress