Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Beatriz Recio Pérez
Miércoles, 6 de junio de 2018
OPINIÓN

Tras la presidencia expulsada

Ilia Galán

[Img #19886]“Llora como un niño lo que no supiste defender como un hombre.” Dicen que le dijo su madre a Boabdil cuando perdió el trono de Granada y los moros emprendían el exilio hacia África.

Los países, como los grandes edificios, suelen avisar cuando van a derrumbarse. Grietas o goteras dicen por dónde pueden amenazar problemas estructurales. Las enfermedades tienen también elementos que avisan, señales, pústulas, granos, malestares... La putrefacción se sabe por el hedor que poco a poco va incrementándose hasta hacerse insoportable.

Es doloroso para un presidente del gobierno que lo echen casi a patadas de su puesto, después de todos los escándalos que han empapado de porquería a “sus tropas”, más cercanos a una banda de filibusteros o mafia de miserables que a unos ciudadanos responsables.

Quien gobierna es responsable también de lo que deja hacer a sus subordinados, al menos hasta cierto punto. Pero resulta más llamativo que en la derrota sigan empeñándose en que no hay que renovar o limpiar el partido político. Lo que no funciona hay que arreglarlo, y ese tinglado que tenían montado no ha funcionado. Quien lo hace mal ha de cambiar y es evidente que no lo han hecho muy bien.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress