Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eugenio de Ávila
Lunes, 11 de junio de 2018
COSAS DE LA POLÍTICA

Trabajar por el partido

Concha Pelayo
Escritora/ Gestora Cultural
Miembro de AICA, FEPET y ARHOE

[Img #19987]A nadie se le oculta que vivimos en una época de cambios terribles; desde el inesperado cambio de gobierno hasta  el sorprendente cambio climático que nos tiene a todos desconcertados .Mientras en el sur de Europa estamos pasando  frío en el mes de junio en algunas latitudes de España, en el norte de Europa, están a treinta grados. Algo hemos hecho mal para que todo se revuelva.

 

El sorpresivo cambio de Gobierno ha venido a relajar muchos ánimos que estaban muy crispados y parece que el sosiego corre por España como la brisa benefactora junto al mar. Entiendo que las gentes del PP, por el contrario estén rebotadas, cabreadas y con las uñas fuera de los dedos dispuestas a clavarlas. Como entiendo que los del PSOE  se relaman de gusto y los de CIUDADANOS y PODEMOS estén completamente confundidos. Después estamos los otros, los que no nos adscribimos a partido alguno, los que creemos que las derechas y las izquierdas es cosa obsoleta  y deseamos fervientemente que quienes nos gobiernan, los que sean, lo hagan con la convicción de que lo hacen para servir a la ciudadanía, para favorecer su destino en lo que puedan y para generar confianza.

 

No sé ustedes, amigos lectores, si han reparado en lo que les voy a decir. Tras el descabalgamiento del PP, sus más relevantes mentores dicen que ellos van a trabajar por el bien del Partido, que se ponen a disposición del Partido y que el Partido decidirá su futuro. El Partido decidirá sus vidas. Sinceramente, ¿no les parece obscena esta forma de pensar si tenemos en cuenta que nuestros representantes están ahí para representarnos, para trabajar y luchar por nosotros, para ponerse a disposición de nosotros, para protegernos, ayudarnos y mirar, en definitiva, por nuestro bien?

 

Sinceramente, creo que no deberíamos consentir a nuestros políticos que hagan tales manifestaciones sin que se les caiga la cara de vergüenza y sin que nadie se lo recrimine. O, si no, juzguen. Tal y como están los partidos, -unos más que otros-, de enfangados, de ejercer la corrupción para enriquecerse descaradamente, me pregunto, qué son los partidos para la ciudadanía sino mafias cada cual más perniciosa. Entonces, ¿cómo es que nuestros representantes públicos dicen y se enorgullecen de trabajar por sus partidos, de estar a su entera disposición y si me apuran hasta dar la vida por sus partidos. Bochornoso.

 

Y LA CIUDADANÍA?  QUIÉN TRABAJA POR NOSOTROS, QUIEN SE PREOCUPA POR NUESTRO BIEN, POR NUESTRA SEGURIDAD, QUIEN ESTÁ A NUESTRA ENTERA DISPOSICIÓN? ¿O es que a nuestros representantes no se les pasa por la imaginación que están donde están gracias a esa ciudadanía que de tan buena fe los colocó ahí? Está claro que no dedican un minuto de sus vidas a pensar en ello.

 

Hoy me he sentido muy gratificada por esa medida,  extraordinaria, que ha tomado el actual gobierno de permitir que ese barco cargado de inmigrantes pueda recalar en el puerto de Valencia. Eso es un gesto maravilloso.

 

Esas son las acciones, entre otras de parecido calado, que la ciudadanía espera de sus gobiernos.

 

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress