Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 27 de abril de 2016
CULTURA

Aqva, fuente de vida y salvación

La reina Sofía presidió la inauguración oficial de la XXI edición de la exposición de arte sacro Las Edades del Hombre y recibió el cariño de miles zamoranos

[Img #5860]Por Marisol Cámara

Aqva ya ha comenzado su recorrido. La reina doña Sofía presidió en la mañana de ayer la inauguración oficial de la XXI edición de la exposición de arte sacro de Las Edades del Hombre, que este año ha dispuesto su sede en la ciudad de Toro, y recorrió, atendiendo a las explicaciones ofrecidas por el comisario de la muestra, José Ángel Rivera de las Heras, las dos sedes de la exposición. Además, recorrió a pie el trayecto que separa la Colegiata de la iglesia del Santo Sepulcro, paseo que aprovechó para saludar a los numerosos toresanos que se habían reunido en la Plaza Mayor para arroparla con su presencia. Junto a ella estuvieron presentes el alcalde de la localidad, Tomás del Bien, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, obispos y arzobispos de las diócesis de la Comunidad, patronos de la Fundación, al igual que los responsables de esta entidad, la presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín Pozo, y numerosas autoridades locales, provinciales y regionales, así como otras personalidades de los diversos ámbitos de la vida social.

 

Durante el recorrido por las piezas que componen la muestra, el obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, dirigió unas palabras a los presentes, en las que se mostró satisfecho con el trabajo realizado y con la expectación que Aqva ha generado, y así, resaltó que "quiero expresarles, además de la gran alegría por vivir este acto, mi saludo, mi agradecimiento y mi invitación". De esta forma, comenzó agradeciendo la presencia de la reina doña Sofía, pues "muestra así el continuo apoyo y aprecio de la Casa Real por Las Edades del Hombre".

 

También expresó su agradecimiento a las instituciones públicas y privadas, así como a las personas, entidades, empresas y colectivos, "que con su generosa colaboración han contribuido, vertiendo cada cual su gota de agua para que la exposición Aqva se conforme y se presente como un aljibe rebosante de belleza artística". Igualmente, hizo referencia a los profesionales de los medios de comunicación, quienes, al dar cobertura al acto, "difunden fidedignamente el mensaje contenido en Aqva, permitiendo que sea conocido por todos", y también se acordó de "cuantos han puesto su dedicación, esmero y profesionalidad" para hacer posible la muestra. Y es que, según sus palabras, "los asistentes a esta inauguración reflejan la múltiple colaboración ofrecida para que esta exposición hoy pueda ser realidad, y representan la expectación de muchas personas y grupos hacia esta muestra artística".

 

Finalmente, Martínez Sacristán animó a los presentes "a sumergirse intensamente, como pez en el agua, en el evocador discurrir de los seis capítulos que integran esta exposición, admirando todas las piezas que se exhiben", y les invitó, "a que se conviertan en divulgadores, convencidos y convincentes, de esta exposición, para que con sus palabras sean canales por donde fluya transparente la noticia de la caudalosa belleza artística que aquí han podido comprobar". Además, extendió esta invitación a todas las personas, para que se desplacen hasta Toro para admirar la muestra Aqva, "pudiendo quedar saciados en su sed profunda de belleza, ya que beberán del agua viva que, como Cristo nos prometió, es un manantial inagotable de esperanza y verdad sobre el hombre, el mundo y Dios".

 

Pase previo a la inauguración

 

Como el agua, símbolo de vida, fluye la exposición de arte sacro Aqva de Las Edades del Hombre a través del recorrido de sus seis capítulos, repartidos en las dos sedes de la muestra, la Colegiata de Santa María la Mayor, que muestra los cuatro primeros capítulos, "Agua de Vida", "Preparando Caminos", "Los cielos se abrieron" y "Cristo, fuente de agua viva", y la iglesia del Santo Sepulcro, que contiene los dos últimos,  "El Bautismo que nos salva" y "Renacidos por el agua y el espíritu". A través de estos seis capítulos, la muestra aborda el tema del agua como elemento antropológico, geográfico, evangelizador, bíblico, eclesiológico, sacramental o ecológico, y es que, como señaló el obispo de Zamora, esta  exposición "está centrada en la múltiple significación y visualidad del agua en su expresión artística para el hombre, la historia del pueblo de Dios y la vida sacramental de la Iglesia".

 

La muestra Aqva presenta 137 obras de arte sacro, piezas que conjugan el arte antiguo y el arte moderno, de las que 30 han sido restauradas de forma previa a la muestra. La mayor parte de las obras proceden de las diócesis de Castilla y León, aunque también se pueden admirar piezas llegadas de otros lugares de la geografía española, e incluso de la portuguesa, con la inclusión de tres piezas lusas.

 

La Fundación Las Edades del Hombre ofreció el día anterior a su inauguración oficial un pase previo especialmente dedicado a los medios de comunicación, en el que tanto el comisario de la muestra, José Ángel Rivera de las Heras, como el secretario general de la organización, Gonzalo Jiménez, desgranaron los aspectos más importantes que esta exposición va a mostrar a sus visitantes, y así, Rivera señaló como los momentos más importantes del recorrido el Cristo del Amparo de Toro, que representa un "momento culminante, cuando a Cristo le atraviesan el costado y en ese momento sale sangre y agua", el capítulo que se ofrece en la sacristía de la Colegiata, dedicado a San Juan Bautista, con "los cuatro momentos importantes de su vida, su nacimiento, su predicación, el bautismo en el río Jordán y su martirio", y el punto final de la exposición, ya en la iglesia del Santo Sepulcro, en la que un conjunto de varias esculturas, entre otras, San Cristóbal, San Atilano, San Julián o San Juan Nepomuceno, conduce al fin de Aqva, que concluye con la imagen de Cristo Resucitado, obra de Antonio Tomé, de Toro.

 

A partir de la inauguración oficial de la muestra, serán miles los visitantes que puedan recorrer y admirar esta magnífica exposición de arte sacro, articulada a través del fluir del agua y acompañada por la música suave y cadenciosa creada por el compositor toresano David Rivas para Aqva.

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 28 de abril de 2016 a las 12:53
carmen
hola

El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress