Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Sábado, 3 de diciembre de 2016
DENUNCIA

Los lechazos que consumimos en Navidad provienen, principalmente, de Francia

La Asociación Ganaderos Ibéricos Unidos quiere concienciar al consumidor de la importancia de consumir producto nacional, porque reporta beneficios a nuestra sociedad

[Img #9697]Un año más se acercan las fechas de mayor consumo de carne en nuestro país y una vez más los mercados se inundan gracias a la importación de carne de otros países, un total contrasentido. Desde GIU (ganaderos ibéricos unidos) queremos concienciar al consumidor de la importancia de consumir producto nacional, los beneficios que reporta a nuestra sociedad y al medio ambiente, a su vez queremos reivindicar nuestro trabajo y nuestros productos.

La importación de carne de otros países y sobre todo en estas fechas de lechazos hace que los precios se hundan , lechazos que en la mayoría de los casos están criados con leche artificial, se congelan para su posterior descongelación y ponerlos a la venta en vísperas de Nochebuena, lechazos que en su mayoría vienen de Francia, también entran lechazos italianos desollados con aire lo cual afecta a la calidad de la canal, canales mas oscuras y con un corto periodo de conservación.

Queremos reclamar a la administración una ley de trazabilidad clara que se identifique el origen del cordero en el etiquetado, origen que ahora desaparece en la mayoría de los casos al ser sacrificado en nuestro país y salir al mercado con el etiquetado del matadero u operador de turno. Muchas veces se nos ha prometido una ley que obligue dicha trazabilidad, pero todo queda en saco roto, la administración se pone de parte de la gran industria dejando de lado a los pequeños productores que somos los que mantenemos el medio rural, no podemos olvidar que el sector primario es el que proporciona alimento al resto de la población, sector que ahora está seriamente tocado.

Se nos tacha de llorones y cobra subvenciones nada más lejos de la realidad, no queremos vivir de limosnas, queremos unos precios justos para nuestro productos, la mayor parte del año estamos vendiendo nuestros productos por debajo del coste de producción, queremos dignificar nuestra producción no llorar para conseguir subvenciones, queremos que las figuras de calidad que existen para defender nuestro producto se hagan valer en los mercados, que los políticos que hablan tan bien y cumplen tan mal se den cuenta de que somos un sector al que hay que cuidar y no maltratar. Los ganaderos hacemos compatible la ganadería con la biodiversidad cuidamos en medio ambiente, colaboramos en la protección de especies salvajes, mantenemos ecosistemas que de otra forma se perderían. Competimos en desigualdad con nuestros vecinos franceses, allí sus diligentes hacen leyes para garantizar que todo aquel que trabaja y produce cobre unos precios dignos por sus productos, que no pierden el tiempo en discutir quien quiere mas una bandera u otra, sino que se preocupan de sus ganaderos y su código moral les hace apoyar sus productores. Que hay brotes verdes y colectivos que empiezan a darse cuenta de nuestra labor pero para dignificarla aparte del reconocimiento social tenemos que estar amparados por nuestros gobernantes y legisladores, que actualmente con la política que están aplicando son nuestros verdugos.

Desde GIU pedimos a todos los consumidores que exijan una trazabilidad clara en los productos, que rechacen aquellos que no contengan el origen de los mismos, que sepan que necesitamos el apoyo de todos, que los pastores y ganaderos somos los guardianes del territorio, que a costa de nuestro trabajo se enriquecen intermediarios y especuladores.

Exigimos a la administración una ley de trazabilidad clara donde el consumidor pueda elegir lo que quiere comprar. Que se identifique si es producto congelado, si son animales alimentados con leche artificial, el origen etc. Queremos que los consumidores sepan que si compran carne producida en España están contribuyendo a:
– Mantenimiento de los montes para evitar incendios
– Conservación y mantenimiento de la fauna salvaje
– Fijación de población en el medio rural
– Mantenimiento de ecosistemas
– Reciclaje a través del ganado de subproductos agrícolas de difícil eliminación
– Conservación de espacios naturales, parques nacionales y un sin fin de beneficios más
Desde GIU reclamamos el apoyo de los consumidores que pueden con el gesto de comprar productos cárnicos de origen nacional contribuir a que no desaparezcan de nuestro paisajes los rebaños de ganado y fijar población en el mundo rural para que nuestro pueblos no desaparezcan.
FELIZ

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress