Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Sábado, 4 de febrero de 2017
DENUNCIAS

Barreras urbanas, mucho más que un simple bordillo

Impedimentos para continuar caminando

[Img #11000]Manuel Herrero Alonso

Como enseña de la campaña electoral cierto grupo, uso el tema de las barreras arquitectónicas y la conveniencia de su eliminación. De eso hace ya tanto que supera el recuerdo del que Internet puede ser testigo. Posteriormente, en siguientes comicios electorales, continuó dando la batalla para su eliminación. Hoy, perdido el recuerdo, deberían de seguir pidiéndolo, en el caso,  a sí mismo.

                Es el momento, en que, a mitad de su mandato, continúa habiendo numerosas barreras urbanas en la ciudad. Cierto que, poco a poco, se van rebajando los bordillos en los pasos peatonales y se colocan baldosas de botón, fácilmente apreciables por los invidentes al pisar, para determinar el punto destinado para cruzar la calle. Los planes de empleo tienen además de proporcionar trabajo un beneficio para la ciudad.

                Mucho se ha avanzado, y de tener todos los bordillos esa diferencia de nivel, hemos pasado a que solo casos contados la conserven, y que, además, hay intención de suprimirlas cosa que se irá realizando, según  los medios económicos disponibles conforme cuentan, dando largas para no quedar en mal lugar.

                Pero no todas las barreras urbanas son bordillos en las aceras,  pendientes de su supresión, cosa que resulta de lo más sencillo. Hay otros impedimentos en las calles, que impiden a las personas con dificultad de movimiento ser simplemente iguales, porque necesitan ser asistidas para librar el obstáculo. Peldaños para salvar las diferencias de nivel que, si bien en algunos casos, se suprimen total o en parte por una rampa, en otras por las dimensiones o características de la vía resulta imposible. Y pendientes están, el Ayuntamiento viejo, a tan solo un peldaño junto a la calle de los Herreros, para ser accesible; el aparcamiento de La Marina, muchos colegios, algunos locales municipales y aceras.

                Aceras, donde no es que resulte imposible caminar, que lo resulta a personas con movilidad reducida, es que resulta difícil para todos, y más si se acompañan de coche de niño o carrito de compra. 

 

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress