Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 8 de marzo de 2017
URBIS TERRARUM

Trappist-1

Nacho González

El mes de febrero nos ha dado a la civilización grandes nuevas en el campo de las Ciencias de la Tierra -a cuyo territorio pertenece la titulación de Geografía- y del Universo. Casi a la vez dos noticias sacudieron el planeta, si bien una con más relevancia que la otra. 
La primera de ellas, en la cual me centraré hoy, proveniente de un sistema estelar a 39 años luz de nuestro planeta -multipliquen los segundos que tiene un año por 300.000 km que recorre la luz en un segundo y hallarán la distancia– encabezado por una enana roja. Dicha estrella, la Trappist-1, es orbitada por siete planetas entre los cuales tres se encuentran en la zona de habitabilidad, o también llamada de Ricitos de Oro. Sin sentenciarlo este factor, la situación aumenta las posibilidades de que dichos planetas alberguen vida. La zona de habitabilidad es aquella alrededor de una estrella en que la distancia a esta, por no hacer ni mucho frío ni mucho calor, permite la existencia de condiciones para la generación de vida. Pero, evidentemente no es el único factor condicionante. La presencia de una atmósfera, o de placas tectónicas también, aumenta la probabilidad. El seguimiento a este sistema estelar y el tiempo en cierto modo nos dirán si alguien o algo vivía allí hace cuarenta años. 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress