Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 16 de marzo de 2017
CIUDAD

Mercadillo: ¿Qué opinan las mujeres?

Las ciudades se han diseñado sin tener en cuenta las necesidades de quienes se ocupan de las tareas reproductivas y de cuidados

[Img #11642]Podemos Zamora

Las ordenanzas municipales han sido herramientas para ordenar el crecimiento urbano hacia las preferencias de la clase social emergente, sin tener en cuenta el papel de las mujeres. Es esa élite política y económica la que ha detentado el poder de planificar y gestionar el espacio.  

 

Frente a estas élites se viene desarrollando desde la década de 1960, la idea del “Derecho a la ciudad” que gira en torno a la reapropiación del espacio por parte de sus habitantes. Los movimientos sociales reivindican su modelo de ciudad. Uno de esos movimientos es el feminismo que, durante los años 70 desarrolló los estudios que visibilizaban a las mujeres y demostraron el carácter no neutral de lo urbano.

 

Muestra de que lo urbano no es neutral son las distancias entre la vivienda, el empleo y las actividades cotidianas urbanas, que conllevan un importante consumo de los recursos de tiempo y dinero, dificultando las tareas reproductivas y de cuidado.

 

Esto significa que no se tiene en cuenta a las mujeres, que son quienes se han encargado de los cuidados y de los que siguen ocupándose, tras su incorporación al mercado laboral, en lo que se llama la doble jornada.

 

Pues bien, la Ley del suelo de 2008 establece que las políticas públicas relativas a la regulación, ordenación, ocupación, transformación y uso del suelo deben propiciar  la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres (…).

Estos principios deberán ser atendidos por las Administraciones Públicas en materia de ordenación territorial y urbanística. Para aplicar estos principios es preciso que haya voluntad política, contar con personal experto en políticas de género y, sobre todo, escuchar a las mujeres, abrir procesos de participación en las Administraciones, contar con su experiencia. Para corregir estas desigualdades se adoptan medidas que favorecerán a quienes se ocupen de los cuidados.  Esto es, a las mujeres y, de manera igual, a los hombres que asuman esos deberes. Por eso se habla de igualdad de géneros.  

 

El mercadillo de venta ambulante es una actividad comercial que ocupa un espacio en la ciudad durante unas horas a la semana.  Las personas que lo visitan son mayoritariamente mujeres, con recursos económicos limitados que buscan cubrir las necesidades propias y las familiares con el menor coste posible. No tienen coche y han de desplazarse en transporte público o a pie.

 

La nueva ubicación del mercadillo en Zamora ha generado la polémica. Se han pronunciado en contra las Asociaciones de Vecinos  que se consideran afectados.

 

Lo que está claro es que no se ha consultado a las usuarias finales. No se ha tenido en cuenta la perspectiva de género.  Desde Podemos Feminismos exhortamos a que lo hagan. 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress