Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 23 de marzo de 2017
EMPRESA

El modelo de Caja Rural de Zamora sigue dando beneficios económicos y sociales

Nicanor Santos, presidente, y Cipriano García, director general de la mayor entidad financiera zamorana, presentan los resultados del ejercicio 2016, cerrado con un beneficio neto de impuestos de 10,8 millones de euros

[Img #11784]Tengo “la satisfacción del deber cumplido”. Primera frase pronunciada por Cipriano García, director de Caja Rural de Zamora, al que acompañaba el entidad de la entidad, Nicanor Santos Rafael, durante la rueda de prensa celebrada para dar a conocer los resultados del ejercicio 2016, que se resumen en una seria de pilares básicos, como son que los recursos gestionados son un 10.2% superiores al 2015. La inversión crediticia productiva sube un 6,1%, cifra que duplica la registrada en 2015.

Por supuesto, satisfacción ante el beneficio neto de impuestos, que “se sitúa en 10,8 millones de euros, con un  ascenso significativo del 33,7%, respecto al resultado registrado en el año 2015”. Por otra parte, la ratio de eficiencia de la entidad, es del 44,1%, “uno de los mejores de las cooperativas de crédito y del sistema financiero”. Por lo que respecta a la ratio de solvencia se encuentre en el 15,6%. Mayor fortaleza financiera y capitalización. Y adelantó el director de la entidad que, tras la aprobación de cuentas, “subirá al 16,6”.

Las bases de la consolidación del crecimiento y avance del modelo bancario de la Caja Rural son archiconocidas: “Saneamiento de activos, incremento de capitalización, expansión de nuestro modelo de negocio a otras provincias limítrofes y mantener este modelo, que se basa en el desarrollo y apoyo al tejido productivo y al entorno social de nuestros territorios”.

Otros datos de indudable interés, en esta disección económica realizada por Cipriano García son, verbigracia, que el volumen de negocio total fue de 2.839 millones de euros, un 8,1 superior a 2015, “hecho muy positivo, ya que consolida una tendencia al alza, iniciada en 2015 y que nos permite afirmar que vamos superando la crisis de los últimos años”.

La Caja también ha mantenido “la concesión de nueva financiación a empresas y particulares durante el 2016, situada en los 460 millones de euros, destacando, especialmente, que los volúmenes de nuevas operaciones de préstamos han ascendido un 7,4%. La Caja Rural es la mayor entidad financiera zamorana, como lo demuestra la concesión de operaciones crediticias de naturaleza hipotecaria confirma nuestra apuesta por Zamora: hemos concedido el 57,1% de los saldos hipotecarios firmados en la provincia, dato superior en 16,1 puntos al del  2015. El sector agropecuario, con diferencia, es el que más créditos solicitó en 2016, a diferencia de provincias como Valladolid y León, en el que el industrial es quien se muestra más activo en este aspecto”.

Se dio a conocer  por parte del director de Caja Rural que la inversión crediticia productiva “ha aumentado un 6,1%, cuando el resto de entidades registraron un descenso del 6%. Destaco García que el alza de recursos gestionados “ha experimentado un crecimiento durante 2016 de un 10,2%, máxima en la historia de la entidad”.

Los recursos propios de la Rural alcanzarán los 170 millones de euros, más de 110 de reserva, incluyendo dotaciones adicionales de reservas efectivas que se realizará en la Asamblea General de socios, a celebrar en los primeros meses del año 2017, lo que supone un alza del 14,7% respecto al 31 de diciembre de 2015, “dato que consolida nuestra posición financiera y patrimonial y que nos permite afrontar, con mayor confianza, nuevos proyectos para los próximos ejercicios, subrayó Cipriano García.

Muy interesante que la tasa de morosidad se haya situado en el 6,9%, “significativamente inferior a la registrada por el sistema financiero, debido a la menor exposición relativa de nuestra entidad al sector inmobiliario”, aclaró el director general.

Por supuesto, destacó que la Fundación Caja Rural es “un eje fundamental en torno al cual gira nuestra actividad. Así, nuestra obra social es prioritaria, como se demuestra en las fuertes dotaciones al Fondo de Educación y Promoción, con un presupuesto superior al 31,5% respecto al año anterior. Nuestro esfuerzo social crece con los beneficio obtenidos”.

Esta entidad emplea a 254 profesionales, en sus 87 oficinas, el 71% son titulados medios y superiores, con una edad media de 40 años y un 37% son mujeres.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress