Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 5 de mayo de 2017
EMPRESA

El 31 de mayo, cierra una emblemática firma zamorana: Las Tres Tiendas

Fundada en 1909 por Joaquín Lorenzo, tras 108 años vendiendo calidad y cercanía a sus clientes, pone fin a una hermosa historia del comercio de la ciudad de Zamora

[Img #12392]En 1909, Joaquín Lorenzo, nacido en 1883 en San Martín de Tábara, abrió un comercio para la venta de tejidos  y paquetería en el nº 48 de la calle Cárcava –actual Costanilla-  haciendo esquina con la calle del Riego. Fue inaugurado un Domingo de Ramos del año anteriormente citado. El 31 de mayo, después de 108 años, Las Tres Tiendas, que así se ha conocido esa emblemática firma durante más de un siglo, sita en la calle la Feria, esquina con Costanilla de San Bartolomé, pone el punto final a una historia económica, pero también lírica de la vida comercial zamorana. Su última propietaria es María  Isabel Lozano, también forma parte de la historia de esta empresa y del comercio zamorano.

Una pequeña exposición, distribuida con mucho cariño en uno de los escaparates del establecimiento, rinde tributo a ese pretérito que ahora se ha quedado varado en un presente que se desliga del futuro.

Rafael Ángel García Lozano, cuarta generación, se ha erigido en portavoz de la familia, de su madre, nieta del fundador de esta emblemática firma zamorana, para hablar de ese pasado que nunca regresará. Así expresa lo qué siente ahora: “Me deja un sabor agridulce, porque cerrar es complicado y más cuando yo era el único relevo. Pero también con la alegría de haber pretendido hacer ciudad, además del legítimo negocio, y haber ofrecido un servicio público, como es, en el fondo,  el comercio de cercanía, el comercio tradicional, y con la tranquilidad de saber que hemos sido honrados, honestos y de que hemos trabajado para ser un referente en este tipo del comercio zamorano”.

La triste verdad es que las grandes firmas comerciales de la ciudad, la que dejaron una impronta imborrable en la memoria de varias generaciones de zamoranos, han ido desapareciendo. Las Tres Tiendas es casi el último mohicano del comercio de la vieja ciudad del Romancero. Se prestaría a estudiar, desde la Sociología y la Economía, el porqué de este finiquito al comercio tradicional: “Creo que esto es una muestra de que los ámbitos de consumo cambian. Podemos decir que hay adaptarse a los cambios. Pero yo dejo una pregunta en el aire: ¿Qué pasa con las tiendas que se han ido cerrando en calles tan fundamentales como San Torcuarto y Santa Clara? Está muy bien comprar por Internet, pues yo también lo hago, pero después nos quejamos que no hay pulso vital en la calle, que hay muchos locales cerrados, que no se ve movimiento…”.

Le pregunto a Rafael Ángel que me dé una explicación a este final del comercio tradicional de Zamora. Y me muestra una serie de argumentos, como que “el producto que se ofrece no es el que se demanda hoy, pues hay gente que prefiere entrar en una tienda, atenderse a sí mismo, que responde otra forma de comprar. Las tiendas tradicionales ofrecían un trato cercano con el cliente, era un plus más para comprar en ellas. Eso ya es imposible y tampoco se demanda”.

Pero sabemos que una ciudad sin comercio no es tal, se ha muerto: “Totalmente. Invito a pasar por San Torcuato, porque es una calle que la transito todos los días, y solo vemos carteles con cerrado, cerrado y cerrado. Y, al final, si los poderes públicos encuentran que el comercio da vitalidad, apuestan por ello, pero si no es así, se olvidan. No podemos comparar nos con las grandes superficies, que gozan de aparcamientos públicos. Qué sucedería si todos los pequeños comerciantes exigiéramos aparcamientos públicos a la puerta. No se trata de entrar en polémica. Pero no sé hasta qué punto las instituciones públicas quieren que haya vitalidad y movimiento en las calles y en las plazas de nuestra ciudad…”.

Resulta extraño que se abran nuevos establecimientos que se dediquen al sector textil. En Zamora, cualquier que invierte en un negocio elije hostelería: “Así es. En el fondo, todo indica lo que somos en el ámbito cultural, económico, social, político. Quizá no se pretenda otra cosa”.

Sobre la exposición, instalada en uno de los escaparates de la Tres Tiendas, su autor nos comenta que “he querido dar las gracias por estos 108 años de servicio. Hay elementos típicos de la tienda, como un maniquí, un metro, fotografías de la época, una tabla cronológica de los acontecimientos más importantes en la historia de la firma; un texto que Tomás Sánchez Santiago, autor de Calle Feria, nos ha hecho a propósito para la exposición. En el fondo, es mostrar lo que ha sido representativo de una trayectoria de 108 años”.

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress