Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 2 de junio de 2017
DENUNCIAS

¡Pobre bosque de Valorio, el principal espacio de esparcimiento de los zamoranos!

Llega la Romería a La Hiniesta y siguen sin concluir las obras de la “alta velocidad”

[Img #12917]Manuel Herrero Alonso

Otro año más, llegó La Hiniesta. Otro año, y ya van muchos, que las obras del AVE dejan cortado el paso de la romería por Valorio. Paso cortado, caminos alternativos poco transitables, paisaje modificado, pérdida de riqueza forestal, aporte masivo de tierras en el arroyo, que formaran sedimentos en todo el cauce y todo por el llamado progreso. Se trabaja, el desplazamiento continuo de camiones y de otra maquinaria da cuenta de ello. Después de concluido el viaducto, que tanta prisa corría para colocar los raíles,  hay que acondicionar y recomponer en lo posible lo degradado por la obra. De las demoras de la actuación y del parón sufrido de muchos meses no, no tiene culpa nuestro Ayuntamiento, aunque siempre algo podían haber intentado hacer para su agilización.
Del estado de Valorio, sí que la tiene. Porque, aunque se ha segado parte de las zonas más frecuentadas, otras ni se han tocado. Y más que conveniente resulta ese corte de hierbas, poda y retirada de ramificaciones caídas, por limpieza y para evitar posibles incendios de cara a la estación estival.
Como cualquier cosa que se encuentre en mal estado, por desidia desde tiempos remotos y que siga desatendida, tendrá una tendencia lógica a empeorar. Así es. Aparte de la fuente de los Leones y la de los Jubilados, hay otras de agua potable repartidas por el bosque, algunas sin agua y sin grifo, con lo que difícilmente pueden sofocar la sed de los viandantes. Problemas de agua, como el que tiene el estanque monumento a Felix Rodríguez de la Fuente, completamente seco y lleno de suciedad. Aquí falta el líquido elemento y, a pocos metros, está de sobra, inundando por efectos de la lluvia, las pistas deportivas, lo que impide su normal utilización.
En cualquier caso, es posible disfrutar de un bosque urbano, siempre que retomemos el camino a casa antes de que anochezca, porque las farolas, aunque están y sin romper algunas, no funcionan.  Podemos tener fortuna y encontrar alguna mesa, alguna queda, a la que no le falten los bancos. Y, cómo no, habiendo tanto espacio, para qué andar cruzando los puentes, sabiendo que le faltan las traviesas y podemos caernos. Y  siempre se puede hace ejercicio físico, sin utilizar el circuito VITA, al que le faltan una buena parte de los elementos. En fin, vayamos a respirar a Valorio. Ah, y cuidado con el bache, el que está antes del paso peatonal en la carretera que lleva a los campos deportivos.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress