Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Sábado, 10 de junio de 2017
XILÓFAGOS

Las termitas pueden ocasionar consecuencias nefastas para la seguridad de edificios

La empresa zamorana Sanigest realizó su primer tratamiento contra las termitas en el año 1999, desde entonces, su avance ha sido extraordinario

[Img #13127]Las termitas subterráneas (en España, Reticulitermes spp.) son insectos xilófagos que se alimentan principalmente de celulosa, componente fundamental de la madera.

Cuando en una casa, edificio o vivienda se detecta la presencia de termitas, se debe intervenir para controlar el asentamiento de la colonia, puesto que de lo contrario las consecuencias pueden llegar a ser nefastas, poniendo en riesgo la seguridad del edificio, sobre todo, si la estructura principal es, lógicamente, de madera.

En el año 1999 SANIGEST realizó el primer tratamiento de termitas. Por aquel entonces, sólo existía la posibilidad de hacer tratamientos de barrera mediante bombas inyectoras empleándose grandes cantidades de insecticida que se aplicaban en estructuras de madera y solados perimetrales del edificio.

Descartamos pronto la idea de seguir con este tipo de tratamientos por cuanto, aparte de ser laboriosos y caros, la eficacia no siempre era la adecuada. Además, la contaminación, principalmente sobre subsuelos, era “enorme” por las filtraciones de los plaguicidas empleados.

Estuvimos varios años sin ofrecer este tipo de servicios, hasta que apareció un nuevo método: el sistema alternativo basado en cebos de ingestión.

Todo cambió radicalmente. Este nuevo sistema se ha demostrado más eficaz, más económico, nada contaminante, sin olor, en definitiva: más lógico y racional.

Se trata, en resumen, de destruir las colonias de termitas con una técnica de microcebado que llegará hasta el termitero, transportando las propias termitas obreras la “comida” que, al cabo de varios años, terminará con la desaparición de toda la colonia.

Así de simple o así de complejo, puesto que para este “sencillo” trabajo, es necesario conocer muy bien la biología de esta especie y una experiencia que determinará el éxito de la operación.

Las termitas subterráneas
Diferentes individuos que componen un termitero (colonia de termitas):
•Obreras.
•Soldados.
•Reproductores (sexuados).
•Termita Reina.

En esta clasificación sólo se han tenido en cuenta los individuos adultos, pero no debemos olvidar que el ciclo biológico de los termes incluye larvas y ninfas.

Termitas obreras

Son individuos, machos o hembras, estériles al no haberse desarrollado su aparato reproductor y que componen la casta más numerosa (80 % del termitero), siendo las principales responsables de los daños que ocasionan en la madera, ya que están provistas de unas mandíbulas muy potentes con las que desgarran, cortan, amasan y raspan los alimentos (más comúnmente madera). Además construyen las galerías en el interior de la madera y los túneles utilizados en la búsqueda de nuevas fuentes de alimentación y para expansión del termitero. También realizan: la alimentación de las otras castas, nutrir y acicalar a la reina, cuidar a la descendencia y construir el termitero.

Son de color claro (blanquecino), cuerpo blando, ciegas, no tienen alas ni estructuras especializadas y su tamaño es de 4 a 6 mm.

Termitas reproductoras
Caracterizadas por tener cuatro alas membranosas (imagos) de igual tamaño y longitud, de donde les proviene el nombre de isópteros; se extienden más allá del abdomen sobrepasando ampliamente la longitud del cuerpo y plegados sobre este, tienen forma plana en estado de reposo. Las alas desaparecen una vez pasadas las etapas de enjambre.

Tienen el sistema reproductor completamente desarrollado. Su longitud es de 8 a 10 mm.

En primavera y verano cuando las condiciones ambientales son las adecuadas, el termitero produce nuevos individuos alados que abandonan el nido (de forma masiva), formando enjambres, dispersándose y formando así nuevas parejas reproductoras, un rey y una reina (pareja real) que darán lugar a un nuevo termitero, controlando la estructura social de la colonia mediante feromonas que controlan la evolución de las larvas en las diferentes castas.

Es importante señalar el hecho de que solo existe una sola pareja real por cada termitero.

Termitas soldados
Su función, como la palabra soldado indica, es la de defender al termitero. Si abriésemos un termitero serían los primeros individuos en aparecer para defender la colonia. Su población es de aproximadamente un 10%, y se mantiene constante.

Son de color blanquecino, de unos 8 mm de longitud, sin alas, y con cabeza altamente pigmentada, provista de grandes y potentes mandíbulas (quijadas).

Son las obreras las que los alimentan con una mezcla de líquido rectal y saliva nutritiva que regurgitan entre sus mandíbulas, rica en simbiontes y productos parcialmente digeridos.

Termita reina
Alimentada por las obreras su única ocupación es la de poner huevos para seguir aumentando el termitero alcanzando un tamaño desproporcionado respecto al resto de individuos de la colonia. Esto es debido al aumento del tamaño de sus ovarios de forma absolutamente sorprendente.

Alimentimentación y hábitat
La primera condición para la existencia de las termitas es la necesidad que tienen de aprovisionarse de agua, ya que para su desarrollo les es necesario un cierto grado de humedad. Por ello, los termiteros están situados en zonas relativamente húmedas y bajo tierra, generalmente a unos metros de los lugares donde se alimentan y generan los desperfectos.

La cantidad de agua que les es necesaria no es grande; con la condensación que producen los tubos de agua (de la calefacción, de las conducciones de agua caliente en las viviendas, etc.) les basta, así como por ejemplo las infiltraciones de agua de lluvia en las paredes y muros.

Su alimentación está basada en la madera y otros tipos de materiales que contengan celulosa, como cartones, papeles, textiles, etc.

Las obreras son las encargadas de la búsqueda de las fuentes de alimento, produciendo por este motivo daños muy importantes. Construyen galerías o túneles (con excrementos, tierra, salivas y trozos de madera generalmente) por donde circularán para llevar la comida a la colonia, al abrigo de la luz, en un incesante movimiento de ida y vuelta.

El elemento preferido para alimentarse, como ya se ha mencionado, es la madera, aunque como ya dijimos anteriormente también se pueden alimentar de papel, de textiles (ropa), etc.

Las termitas son necrófagas al comerse los cadáveres y los individuos más gravemente enfermos aportando así proteínas a su dieta pobre en ellas.

Una característica de los termes es que son lucífugos, a excepción de los reproductores primarios cuando se enjambran y dejan el termitero, saliendo al exterior. Esta característica les da una coloración blanquecina, debida a la falta de coloración en el tegumento, ya que no necesitan protección contra los rayos ultravioleta.

Al ser la mayoría de los individuos de la colonia ciegos y lucífugos su hábitat es subterráneo, construyendo los termiteros a base de galerías y cámaras, y posteriormente túneles radiales para buscar sus fuentes alimenticias.
Sistema de  microcebos 
Cebo termiticida ¿En qué consiste? Los cebos termiticidas son altamente efectivos en el control de las termitas. A diferencia del tratamiento químico tradicional de barrera química, requiere de un proceso y tiempo para que el principio activo sea distribuido por toda colonia.

Durante este periodo es necesaria la vigilancia por parte del profesional para seguir el proceso y certificar sus resultados. Los resultados son excepcionales, el tratamiento proporciona una cobertura permanente al lograr la eliminación total de las colonias de termitas en la zona del tratamiento.

Sistema TERMIGARD
TERMIGARD® System es un sistema termiticida de acción lenta que logra el control de la colonia mediante la utilización de un cebo alimenticio de última generación impregnado con un ingrediente activo (DIFLUBENZURON) que, una vez ingerido por la termita, y aprovechando su propia biología, transfiere sus efectos nocivos a la colonia hasta lograr su erradicación.
La extraordinaria apetencia y atracción para las termitas del soporte celulósico del cebo ha sido demostrada en estudios realizados por laboratorios independientes, homologados y dedicados específicamente a la madera y su protección.

El Proceso Metodológico
El sistema basa sus resultados en el conocimiento del comportamiento de la termita, del medio donde actúa, del uso de un cebo de excelente palatabilidad y de un principio activo eficaz para el control de termitas. Se propone un proceso de actuación que establece 3 fases:
1.El ESTUDIO, es fundamental para lograr el éxito. Es la fase más importante del proceso, además de identificar los daños, se analiza qué factores son los que han propiciado el ataque de la termita. Una vez realizado el estudio estableceremos los parámetros de actuación.
2. LA INSTALACIÓN de las estaciones de control, puede realizarse en cualquier periodo del año, aunque para obtener resultados más inmediatos es aconsejable que se realice durante la primavera, periodo en el que la termita presenta una mayor actividad. Se instalarán estaciones perimétricas al edificio, sobre el suelo y estaciones de pared, en el interior.
3. El CONTROL, una vez establecido contacto con la colonia, se inicia la fase de control. 
Las estaciones y zonas críticas serán revisadas periódicamente hasta lograr la eliminación de la colonia.
A este proceso se le da una duración estimada inicialmente en 5 años, si bien aseguramos que la parte fundamental de eliminación se realiza en los dos primeros años.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress