Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 1 de agosto de 2017
COMERCIO

Miguel Ángel García, un nuevo presidente de AZECO para cambiar nuestro comercio

“No se está haciendo todo lo que se pudiera, pero no se trata de echar culpas a nadie”

[Img #14160]El empresario, joven, pero con larga trayectoria, Miguel Ángel García, gerente de la firma Euronics, que regenta también otros establecimientos en ciudades cercanas, es el nuevo presidente de los comerciantes de la ciudad (AZECO), un cargo no remunerado, al que accede para intentar cambiar la actual deriva de todos nuestros sectores comerciales. José María Esbec, presidente de la patronal, decidió dar el relevo, y García, altruista, ha tomado el testigo. Me explica las razones: “Conozco la situación del comercio desde dentro. Llevo un par de años en la CEOE y el último, más centrado en AZECO, con las promociones. Y viendo la situación del comercio, Esbec, al que agradezco que contase conmigo, preside ya CEOE, y llevaba tiempo buscando un perfil como el mío, de una persona con experiencia en el sector. En principio, me lo pensé, pero, finalmente, le dije al secretario, Ángel Hernández, que aceptaba. Hay una directiva joven, con miembros que ya formaban parte de la misma y otros nuevos”.

Quise ser claro con García, porque hay muchos locales, en calles importantes, como San Torcuato, que se hallan desocupados, con el cartel de “se alquila”. Por lo tanto, la situación parece, en principio, muy complicada: “Es una pena ver cómo está el comercio, ver locales cerrados. Desde mi modesto entender, creo que no se está haciendo todo lo que se pudiera. No voy a echar culpas a nadie, porque todos somos culpables. Me da mucha rabia que en calles como San Torcuato, por poner este ejemplo, el Riego, locales emblemáticos, se encuentren cerrados y carezcan de interés. Tenemos también una ciudad muy conservadora, con una mentalidad muy complicada para alquilar locales. Los propietarios deberían entender que sus locales están mejor abiertos que cerrados. Hay personas que prefieren tenerlos sin uso antes de alquilarlos, por miedo a no percibir el alquiler”.

Intuyo que el presidente de AZECO y gerente de Euronics está descontento con el precio de los alquileres en nuestra ciudad: “Sí, son muy caros. Es muy difícil negociar con una persona que tenga una mentalidad de alquilar. Puedo hablarte del último local que alquilé de cocinas. Toqué muchísimos antes y, en determinadas zonas, donde están los locales cerrados, fue imposible”.

El comercio es consumo. A mayor número de habitantes, por lógica, mayor gasto en los comercios. Pero, en Zamora, cada vez somos menos gente: “Como la pescadilla que se muerde la cola. Si no hay consumidores, malamente pueden mantenerse las tiendas. Es ese uno de los temas que estamos trabajando, a través de Zamora 10, para que la gente vuelva a nuestra ciudad a emprender, como para que se revitalice la hostelería, otro de los sectores que está sufriendo de lo lindo, sobre todo, entre semana. Cada día somos menos. Me doy cuenta por lo que aprecio en la provincia, que debería ser uno de los motores de arranque de la ciudad. Cuesta encontrar ya vecinos en los pueblos. Es una pena. Por esa apuesta por Zamora, por esa ilusión por cambiar las cosas es por lo que he tirado para adelante con AZECO. A fin de cuentas, no es que tenga resuelto el tema, porque estoy en ciudades donde hay consumo. Aquí tengo mis tiendas y diez personas trabajando y me cuesta cada día más llegar a final de mes. Y eso lo tiene que entender todo el mundo”.

Sostengo que los distintos sectores del comercio zamorano venden un excelente producto que no tiene que envidiar al que se contempla en otras ciudades vecinas: “Estoy convencido. Tenemos tiendas que son auténticas boutiques. Hay un gran producto, de gran calidad. Tampoco voy a criticar a nadie. Tenemos, no obstante, que apostar por la modernización de nuestros comercios. Insisto en que el comercio zamorano puede atender, perfectamente, a sus clientes sin que tengan que ir a otra ciudad a buscar”.

Es un dato histórico, del que ya he escrito con reiteración. Diáfano: cuando el Estado invirtió en Zamora, la ciudad y su provincia prosperaron; cuando el Estado se fue de Zamora, fundamentalmente a partir de principios de los 80, Zamora se vino abajo económica, social y demográficamente: “Es muy complicado. Cierto. Por eso he dicho antes que, si no tenemos el apoyo de las instituciones públicas, Junta, Ayuntamiento, Diputación, el proyecto Zamora 10 no será un fracaso, pero esto es una suma de todos. Queremos tirar del carro, pero todos. Ha habido ciudades de España que se han llevado el gato al agua. Me alegro, por ejemplo, de que en el agujero de la vieja Universidad Laboral se haga algo, pero llevaba ahí diez años; San Torcuato nos la hemos cargado entre todos, con un andamio décadas, y ahí tengo una prima que sabe lo qué es eso. Ha fastidiado el comercio de la zona. Quitaron el andamio y el pavimento es un peligro para el peatón, porque está lleno de trampas. No nos podemos de acuerdo en nada. En Zamora, hay solo una tienda de 24 horas, pero, de momento, en nuestra ciudad no hay público suficiente para ese tipo de comercio. No voy a enjuiciar si funciona o no. Lo del Mercado de Abastos no sé lo que hay qué hacer. Pero, sin duda, realizar una gran transformación. Ahora, dicen que la ministra de ramo quiere que la jornada laboral concluya a las seis de la tarde. Pero no creo que la solución sea cerrar las tiendas a las seis de la tarde o que estén abiertas 24 horas. Yo no opino de otros negocios. Lo que sí sé es que todos tenemos que estar en Zamora 10. Y que antes las cafeterías y tiendas de 24 horas funcionaban porque había gente, pero aquí ya no quedan ni extranjeros, se han ido, no hay trabajo. Vas a Madrid y las tiendas de 24 horas funcionan. Yo no me meto en las cuentas de la gente. Solo digo que una tienda como la mía abierta 24 horas es imposible. ¿Domingos cerrados en los centros comerciales? Estoy en contra de abrir, pero yo abro los domingos”.
Miguel Ángel García hablo claro, sin tapujos. No quiere herir a nadie, a sector alguno del comercio, pero analiza, con sensatez, el actual panorama del comercio de nuestra ciudad. Y, por supuesto, sin el apoyo de todos, nuestro comercio morirá. Y sabemos que una ciudad sin comercio es una ciudad muerta.

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress