Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 2 de agosto de 2017
TROFEO CIUDAD DE ZAMORA

Este Zamora invita al optimismo

Perdió el trofeo Ciudad de Zamora por la mínima ante el San Sebastián de los Reyes, un Segunda B reforzado, pero evidenció que el sistema de Losada se va asumiendo y tuteó al rival durante la primera mitad

[Img #14205]El Zamora que he visto esta tarde noche, sobre todo en un tramo considerable de la primera mitad, me pareció un equipo mucho mejor que el que jugó el sabado ante el Unionistas, máxime al enfrentarse a un cuadro de Segunda B como es la U.D. San Sebastián de los Reyes, potenciado respecto a la anterior temporada, con jugadores veteranos que conocen perfectamente la categoría de bronce del fútbol español.

La escuadra rojiblanca funcionó como una orquesta, en la que cada cual tocó mejor o peor el instrumento que le correspondía. Losada, como sucedió ante los charros, ante la superioirdad técnica del rival, cedió espacios al rival, para presionar con las líneas muy juntitas, evitando que el Sanse jugase con comodidad. Después de un cuarto de hora de estudio, César Simón, en una jugada muy rápida por la derecha, provocó una excelente intervención del meta madrileño, demostrando que los blancos (así vistió ayer el Zamora) podían hacer mucho daño a la contra. Los rojiblancos combinaron bien y, ademas, resolvían también la papeleta defensiva, dado que sus centrales, aunque no son muy altos, si desplazan con rapidez para cortar balones largos del enemigo. Los laterales, sobre todo el derecho, Adrián, se prodigan mucho en ataque. Por otra parte, Silveira, un ariete alto, sabe jugar de espaldas y esperar las llegadas de la medular y de las bandas, con un Sopale, muy rápido y habilidoso, y un César que también andaba al loro de los desplazamientos en largo de Encinar, que demostró puede ser la manija del equipo en la medular.

La primera mitad, concluyó con un equilibrio absoluto, sin que ninguno de los dos equipos demostrase superioridad.

Cambios en la reanuación, sin que se notasen, en principio las novedades. Pero en el minuto 10, en una jugada que parecía carecer peligro un disparo como que no se quería hacer daba el primer gol y definitivo al San Sebastián de los Reyes. Después el fútbol perdió vistosidad, porque el calor pasó factura y el cansancio propio de la pretemporada contribuyo lo suyo a esa caída del juego y del interés.

Destacaron el meta Berlana, con un par de intervenciones extraordinarias; la pareja de centrales, Charly y Saul, las buenas maneras de Encinar en el medio campo, la rapidez de Sopale y Simón y la experiencia de Silveira para partirse la cara con la defensa rival.

En definitiva, hay que ser optimista con este Zamora, que todavía no ha cerrado la plantilla. Ahora toca hacerse socio de la entidad rojiblanca. Esta junta directiva, laboriosa, honrada y valiente, lo merece.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress