Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 10 de agosto de 2017
SANIDAD

Sayago; ¿ Campo de ensayo para la desaparición de los consultorios médicos?

Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de la Zona Básica de Sayago

[Img #14293]La Asociación para la defensa de la Sanidad Pública de la Zona Básica de Salud de Sayago tiene conocimiento que días atrás andan por la comarca de Sayago funcionarios de la Consejería de Sanidad revisando las condiciones en las que se encuentran los consultorios médicos comprobando con inusitado celo si cumplen la legalidad vigente: que si la rampa de acceso está demasiado inclinada, que si hay un escalón, que si la puerta de entrada al baño es demasiado estrecha y no pasa una silla de ruedas, etc, etc. La meticulosidad del examen, por lo que se les ha escuchado en algunos de estos pueblos, es que hay numerosas deficiencias.

Nos tememos los sayagueses que todo esto sea una disculpa para que dejemos de tener consulta en dichos consultorios y tengamos que acudir al Centro de Salud de Bermillo de Sayago que parece es lo que ronda por la cabeza a más de uno, aunque no se atrevan a exponerla en público. La posibilidad es recibida con entusiasmo por algunos profesionales de la Sanidad, médicos y enfermería, en base a su comodidad ya que dejarían de recorrer kilómetros por esos caminos y carreteras que dejan mucho que desear y la Consejería de Sanidad se ahorraría personal y presupuesto. Añaden los defensores de esa posibilidad que acabarían, además, con otro de los serios problemas que tiene la atención primaria como es la próxima jubilación de varios médicos de Atención Primaria, y de ahí el exagerado acento en que se empeñan los dirigentes de la Consejería, y el vocero del Delegado Territorial de la Junta en Zamora, de que no encuentran médicos para la prestación de la atención sanitaria en el medio rural, aunque nunca cuenten las condiciones de trabajo que se les ofrece. Recientemente desde el Movimiento en defensa de la Sanidad Pública de Zamora quedó demostrada la falacia de los argumentos esgrimidos por la Consejería de Sanidad en esta materia, con la oferta de contratos inmundos, acordes con la sanidad que prestan y que se complementan con los síntomas percibidos por todos: se comienza quitando médicos y enfermeras del mundo rural en aquel nefasto Plan de Reestructuración sanitaria, que pese a lo dicho por el Delegado Territorial sigue activo ( la última una médica en el Centro Médico de Salud de Villarrín de Campos no repuesta), prosigue por disminuir los días de consulta en los consultorios y se acaba por cerrarlos y asunto resuelto.

Aquí lo que menos importa somos los pacientes, que como en su mayoría somos mayores, somos altamente resignados y conformistas y diremos sí a todo. Tampoco esperamos la más leve oposición de nuestros Ayuntamientos, dóciles y fervientes practicantes del clientelismo político como nos demuestran cada día en la gestión del agua y los residuos sólidos de la comarca, sin ir más lejos. Así que si la Consejería de Sanidad, vista la realidad de nuestros consultorios, elabora un nuevo decreto en el que eleven las condiciones físicas y materiales de los mismos, se perpetrará de forma constatable el final del actual modelo de Atención Primaria que pasa por los consultorios locales como primer estadio en el mundo rural.

Ya nos imaginamos nuestros caminos y carreteras llenos de andadores, sillas de ruedas y bastones, compitiendo camino de Bermillo para llegar los primeros. Creeremos que volvemos a la feria del 20, pero esta vez no en burro o mulo, que ya no quedan, sino en estos nuevos artilugios que nos ayudan a poder desplazarnos.

Nunca como ahora los políticos regionales que dicen luchar contra la despoblación en la región, la instrumentalizan para justificar los recortes en la prestación de los servicios públicos, como la sanidad.

¡Lástima que ya no estén entre nosotros ni Buñuel, ni Berlanga para contarlo!.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress