Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 4 de septiembre de 2017
POLÍTICA

dCIDE ya tiene delegado en nuestra ciudad y provincia

El abogado Patricio Cuadra Blanco liderará en Zamora los asuntos de Centro Izquierda de España

El intelectual, profesor, periodista y creador de Ciudadanos, el zamorano Antonio Robles, natural de Fermoselle, residente en Cataluña desde sus años mozos, suele pasarse por su patria chica con cierta asiduidad, pese a que el trayecto desde Barcelona suponga una pequeña odisea por carretera. En este agosto de 2017, también, además de saludar a amigos y abrazar sus familiares, también ha aprovechado para verse con el que será el secretario general de dCIDE (Centro Izquierda de España), partido que hace unos meses ha decidido crear, el joven abogado Patricio Cuadra Blanco, una de las grandes plumas que escriben en nuestro periódico. El Día de Zamora también quiso entrevistar a Robles, porque sus análisis políticos siempre resultan esclarecedores.
 

-Por fin, en Zamora, dCIDE ya tiene una persona que representará los intereses del partido…
-En efecto. Es lo que venimos haciendo en el resto de las provincias de España. Generando delegados que nos ofrezcan garantías, que sean gente honrada, que participe de las ideas y de la cosmovisión de Centro Izquierda de España y que esté dispuesto a tirar con esto adelante. Reconozco que estamos viviendo un trance muy difícil para armar un partido de masas, que ha pasado a la historia. La militancia, lo que nosotros llamamos afiliado, porque aborrecemos la palabra militancia, cuesta más que en épocas anteriores. Pero es una empresa bonita y hermosa.  Vamos lentamente, porque no queremos que ninguna persona contamine el proyecto.
 

-Hace unos meses, presentó el proyecto dCIDE en Madrid. ¿Durante este tiempo cuál ha sido al evolución de su formación en el resto de España?
-Nos está sorprendiendo muchísimo, porque nuestras ideas, la de dCIDE, que presentamos el 29 de junio, que coincidió cuando se inscribió en el Ministerio del Interior, el mismo día de 2016, entonces como Centro Izquierda Nacional. Ahora hemos cambiado el nombre por dCIDE: Centro Izquierda de España. E insisto que nos ha sorprendido porque allí donde hemos ido, tanto con periodistas como con políticos e intelectuales con los que hemos hablado, nuestras ideas les agradan, independientemente de la ideología. Los que no son cercanos a nuestras ideas, comprenden que defendemos la unidad de España, que le damos importancia al terriblemente momento histórico que está pasando la nación, debido a la crisis territorial, y las agallas que tenemos para defenderlas con argumentos ilustrados y limpios democráticamente. Y la verdad es que le caemos bien a todo el mundo, incluso a los enemigos o adversarios. Estamos cuajando. Se ve también en la manera que estamos en los medios, que nos están dando cancha, incluso en televisión. Por lo tanto, es una cuestión de ser perseverantes. Ya sabemos que la honra se labra toda la vida, pero la puedes perder en un instante. Nosotros, de momento, labramos la honra y la defendemos con eficacia.
 

-Tengo la impresión que dCIDE parece una formación de intelectuales…
-No. No es un partido de intelectuales, es un partido de ciudadanos, pero está pensado desde mentalidades ilustradas, porque cualquier proyecto humano que no se haga desde la cultura, desde la racionalidad, desde los hechos empíricos, las buenas argumentaciones y los datos históricos, puede ser el ejército de Pancho Villa. Nosotros le damos muchísima importancia a las ideas bien argumentadas, fundamentadas en la realidad y con un fondo ético impecable; es decir, cuestiones como la decencia, la honradez y la honestidad son para nosotros muy importantes. Y esto no es una utopía: Se puede ser político y se puede ser muy honrado, pero no solo se puede, sino que se debe. Es una cuestión de proponérselo. En la Grecia clásica, la ética y la política estaban unidas, se separaron estas dos virtudes, como lo expuso con maestría Maquiavelo y lo dejó para el resto de los siglos, pero, a pesar de que la ética y la política no suelen ir unidas, nosotros sí las queremos unidas.

-¿Cuándo la izquierda española dejó de sentirse como tal, avergonzándose de España?
-Se perdió desde la transición, aunque no se originó en ella. El auge de los nacionalismos, como herederos legítimos de la lucha contra el franquismo, que se lo atribuyeron, sin que hubieran luchado, en absoluto, contra la dictadura. A mi modo de ver, Franco ganó la guerra en tres años y la estuvo perdiendo en cuarenta. Y en ese periodo de tiempo, nos dejó malheridos a todos los que, siendo españoles y no avergonzándonos de España, e hizo posible que se identificara a Franco con España. El estigma que se ha utilizado por las fuerzas hegemónicas del nacionalismo durante la transición, del que participaron también políticos de izquierda, que no se identificaban con la bandera, ni con la denominación de España, facilitó que la izquierda identificara el nombre de España con el franquismo. Y, por tanto, todo ese periodo de cuarenta años de dictadura, el que fue labrando la España franquista, demostró que la izquierda careciera de agallas para diferenciar entre el franquismo de España. Fue el gran acierto de los nacionalistas, en su sentido perverso, identificar a España con el régimen. Ahí cayó la izquierda. Y ahora está de bruces esta izquierda que no es tal, sino populismos, bastante peligrosos. Hay alguna izquierda que no es que esté influida por eso, sino que ha nacido ya con todos los tics y los males de los nacionalistas. Así, cuando crecieron, mamaron ya en la Universidad los mantras nacionalistas. Por tanto, en el caso del PSOE, de los comunistas, todos esos políticos de izquierda perdieron la batalla en la transición, perdiendo le hegemonía moral. Si te fijas, en Azaña y Besteiro, y muchos más, no se les ocurrió, ni un instante, cuestionar España. Si esta gente se levantara de la tumba y escucharan a Pedro Sánchez con lo de la plurinacionalidad, regresarían al camposanto inmediatamente. Pero es lo que ha ocurrido y hay que combatirlo. La izquierda tiene que volver a amar a su país y dCIDE está haciendo lo imposible por conseguirlo. Esa es la diferencia entre nuestra formación y otras fuerzas de la izquierda. Nosotros no solo no nos avergonzamos de España, sino que consideramos que es la única garantía del bien común de los españoles; la única garantía de que las castas territoriales no se coman los beneficios de todos. Los progresistas hoy son los que defendemos esta idea de España.
 

-Para concluir. En Zamora tienes ya un hombre de dCIDE, abogado y columnista de este medio de comunicación: Patricio Cuadra Blanco. ¿Qué les has pedido?
-Creo que es un tipo ilustrado, preparado y honrado. Además, está inmerso en la realidad de Zamora. Hemos hablado de las cuestiones territoriales y sociales. Él me ha indicado que Zamora necesita poner otras cuestiones encima de la mesa, que deben ser evaluadas como importantes, como, por ejemplo, la despoblación, la falta iniciativa privada empresarial, la carencia de inversiones del Estado, etc. Este territorio se muere poco a poco. Y lo digo literalmente: se mueren los ancianos, se abandona el medio rural y el desierto avanza. Nos vamos a un desierto demográfico. Es muy importante que, a medida que nos vamos asentando en el territorio nacional, aquellas provincias con problemas específicos, los que representen a dCIDE, tengan muy claro cuáles son esos problemas, porque yo, a pesar de ser de aquí, se me escapan muchas cosas. Es muy importante incorporar al discurso de nuestra formación problemas sociales. Yo creo que Patricio nos va a representar perfectamente.

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress