Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 26 de septiembre de 2017
TURISMO

Socios de FEPET por la provincia de Zamora

Visitaron Puebla de Sanabria, el lago, la sierra de la Culebra y Fermoselle, invitados por el Patronato de Turismo de la Diputación Provincial de Zamora

[Img #15280]Concha Pelayo

Organizado por el Patronato de Turismo de la Diputación de Zamora se ha desarrollado un viaje de familiarización, del 19 al 22 de septiembre en el que han participado periodistas y escritores de Turismo, todos miembros de la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo, FEPET.

 

Durante estos cuatro días, los asistentes han tenido oportunidad de hacer un interesante recorrido visitando la localidad de Puebla de Sanabria, donde han podido comprobar que, efectivamente, es uno de los pueblos más bonitos de España, distinción con la que ha sido galardonada recientemente. La belleza natural de la localidad, su equilibrio en la arquitectura, sus espectaculares vistas desde el Castillo y el mimo con el que sus habitantes cuidan plazas, calles y otros espacios públicos, escrupulosamente limpios, enamoraron a los viajeros. Llamó poderosamente la atención las balconadas repletas de flores que suponen un placer para la vista.

 

Fueron tres los alojamientos elegidos para la ocasión: www.lacarteria.com; www.posadadelasmisas.com;  y www.lapascasia.com; tres establecimientos con categoría cinco estrellas. El confort y la estética, además del trato familiar y amable de todo su personal aumentaron la gratificante estancia en Puebla.

 

En esta primera jornada, los periodistas fueron recibidos por el alcalde de Puebla, José Fernández y por el Diputado de Turismo, José Luís Prieto, quienes, desde el propio Castillo fueron informando de las características de la zona además de contestar a cuantas preguntas les formularon.  La Iglesia y ermita y el Museo de los Gigantes fueron las siguientes visitas antes de la cena en el Restaurante Paca. Allí, la gastronomía de la zona, los productos naturales y la elaboración se llevaron un diez alto.

 

El segundo día, la visita a la Casa del Parque Natural del Lago de Sanabria en Rabanillo ocupó buena parte de la mañana ante las exhaustivas explicaciones de lo profesionales. Muy interesados por las fotografías de la tragedia de la Presa de Ribadelago, tal es la fuerza de las imágenes.

A continuación visita al Lago de Sanabria y crucero por el singular catamarán, el primero que se puso en funcionamiento. David Salvador, de la empresa Europarques Hispano Lusos www.duerodouro.org,  junto al Capitán abundaron en explicaciones científicas que sorprendieron al grupo.  Esta visita fue una gran sorpresa para los periodistas pues no se imaginaban ni las características del barco, ni su función científica ni las demostraciones que les fueron hechas. Hay que reconocer que el barco, en esta ocasión restó protagonismo al propio Lago pues había que prestar mucha atención a todo cuando se iba diciendo.

 

Comida excelente en La Yénsula, www.layensula.es en el Puente de Sanabria. A medida que se iba recorriendo la zona podía admirarse la belleza de los bosques de robles, de castaños y de la flora y fauna  típicas de Sanabria. Incluso algunos ciervos desperdigados por el monte añadían atractivo al recorrido. Se remató la tarde con una espectacular visita  al Centro de Interpretación del Lobo Ibérico donde pudimos ver unos cuantos lobos en semilibertad. En un momento dado, un empleado del parque les dio de comer trozos de conejo de sus propias manos. Pese al ansia que parecían demostrar los lobos, se nos dijo que no corría peligro de ser atacado. Fue un tiempo de gran emoción y de gran belleza también.  Nos esperaba el sonido de la berrea  en la Sierra de la Culebra aunque la falta de lluvia, según se nos informó,  impidió que los ciervos berrearan  como es su costumbre en la época, pero la pequeña marcha de senderismo en medio de un imponente paisaje y el día que se iba apagando poco a poco, compensó con creces la visita al lugar.

 

Sagallos fue el tercer día de viaje. Allí nos esperaba una entusiasta señorita con enormes conocimientos sobre apicultura. Una vez más pudimos comprobar la profesionalidad y los conocimientos que poseen el personal responsable de estos parajes naturales. Conocimientos, profesionalidad y entusiasmo que supieron transmitir a cada instante. Esta visita nos descubrió aspectos desconocidos e interesantes del mundo de las abejas, de su inteligencia y de su organización. Al final una degustación de los diferentes tipos de miel.

 

De camino a Villardiegua de la Ribera, el majestuoso Puente Pino, de la escuela de Eiffel, allí, en soledad, desafiando al paisaje mientras los espectaculares barrancos abrazan y protegen las aguas del Duero.

La comida en la Posada Real, La Mula de los Arribes, www.lamuladelosarribes.com regentado por Manuela, ya una institución en la zona, descubrió a los periodistas el arroz a la zamorana, uno de los mejores que he probado y han sido muchos. Exquisita la comida y exquisito el trato. Para repetir. .Por la tarde, Víctor Casas nos acompañó mientras dábamos un paseo a pie por los Arribes del Duero. Los pendones de Fariza, aunque fuera de época tuvieron su protagonismo.

 

Concluyó el día en Fermoselle, la villa del vino y del aceite, la villa de las interminables bodegas. Desde sus escarpados miradores, unas hermosas vistas sobrecogen y la mirada se distrae en lontananza. Cena y alojamiento en en la Posada de doña Urraca, www.posadadedonaurraca.com . Su dueña se desvive por cada viajero, con cada uno de ellos despliega sus atenciones, su cariño, su profesionalidad. Y así concluyó este apasionante viaje de paisaje y naturaleza.

 

Hay que agradecer a la Diputación la programación de este viaje para prensa especializada, agradecer también a las personas que nos han acompañado en todo momento informando de cada aspecto o curiosidad. Agradecer, cómo no, por el alto nivel de profesionalidad de todos ellos. Un mérito también para la Diputación y para el Patronato de Turismo.

 

Concha Pelayo

Miembro de FEPET y de AECA y AICA

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress