Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 27 de octubre de 2017
DULCINEA DEL DUERO

Rizando el rizo

Beatriz Recio

[Img #15873]Boquiabierta me quedé, una tarde de la semana pasada, al contemplar en una de las cadenas de televisión que sufre este país, un anuncio de una ONG haciendo su campaña extractora. La cosa es que oyendo su requerimiento me pareció entender que el mensaje iba dirigido a los abuelos españoles pidiendo que sus bienes terrenales, una vez producido su inevitable fallecimiento, fuesen destinados a pagar una escuela a Karim, una fuente a Fátima o una casa a Abdulá. El anuncio terminaba con la admonición: ‘y a tus hijos déjales un gran ejemplo’.  
Pensé:! Lo que nos faltaba! que yo comprendo que Karim necesite una escuela y agua y gente decente a su alrededor y una infancia normalizada, etc. Pero hombre (y ahí me refiero al responsable de la campaña publicitaria) ¿qué quieres, quedar a los hijos del baby boom español sin sus legítimas herencias y que éstas pasen a Karim? Llámenme egoísta, pero a nuestra generación doblada ya por la crisis, lo que nos faltaba era llegar a viejos con pensiones de hambre y sin el paraguas de lo acumulado por nuestros padres, se producirá, entonces, un aumento del terreno donde operarán dichas ONGs o ¿tampoco tendremos derecho a su asistencia? Porque perdone que le diga, señor publicitario, del ejemplo no se come. 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress