Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Sábado, 4 de noviembre de 2017
LITERATURA

Un genial Sánchez Dragó habló anoche en el Café/Bar El Savoy

El escritor madrileño, autor de 44 libros, entre ellos su monumental "Historia Mágica de España: Gargoris y Habidis", tocó todos los palos: de su paso por la cárcel, de fútbol, de literatura, de sexo, de amor y de la vida...

[Img #16034]Zamora vivió una noche, preparatoria del fin de semana, muy especial, o, para ser más exacto, el Café/Bar el Savoy disfrutó de una velada inolvidable, porque Fernando Sánchez Dragó, escritor, como gusta definirse, autor de 44 libros, casi todos de grueso volumen; e intelectual, habló, dialogó, respondió a todas las preguntas que los clientes de este espacio lúdico y cultural le formularon.

Dragó inició su charla hablando de su fobia al fútbol, deporte al que jugó hasta los 18 años, pero después, cuando se olvidó de la adolescencia, odió, tanto que el Marca, el gran periódico del deporte, le dedicó tres páginas, después de unas manifestaciones del escritor sobre este deporte, cargadas de verdad e ironía. Después de este prólogo, Fernando habló de sus estancias en la cárcel, en cinco ocasiones, por ser comunista. Al respecto, confesó que nunca lo fue, ni tampoco antifranquista, pero lo que quería era guerrear, y el PCE era la formación mejor preparada para realizar sus deseos. Habló de cómo conoció a Claudio Rodríguez, junto a Machado y Lorca, el mejor poeta español del siglo XX, en la Facultad de  Filosofía y Letras de Madrid. Por supuesto, estando en Zamora, recordó al gran García Calvo, autor del poema de amor más bello escrito en castellano.

El sexo fue quizá el tema que más tiempo ocupó en la disertación de Sánchez Dragó y el que más interés despertó en la audiencia. Mantuvo un acuerdo con el editor de El Día de Zamora, que sostiene que el hombre ha secuestrado el placer sexual de la mujer, mucho más poderosa sexualmente. Dijo que existe el sexo sin amor, pero es imposible el amor sin sexo, y desestimó, por lo tanto eso que se llama el amor “platónico”.

Confesó que tiene una casa en un pueblo soriano, Castilfrío, a diez kilómetros de Numancia, donde guarda 110.000 libros, la biblioteca privada más importante de España y que no sabrá qué hacer con ellos, porque se siguen acumulando más y más ejemplares. En un momento determinado, se le ocurrió decir que haría una gran pira para que se convirtieran en humo.

Para Sánchez Dragó ser escritor requiere de una enorme voluntad. Él escribe diez horas diarias, y no ha pasado un solo día de su vida sin escribir. A la palestra salió lo que es su obra cumbre: “La historia mágica de España: Gargoris y Habidis”, que le llevó más de cinco años de preparación.

Ponderó el mundo femenino, y ¡cómo no! Habiéndose casado ocho veces. Recomendó a los presentes que no tomásemos leche, que era un veneno, como también lo es el azúcar. El sigue cuidando su alimentación y pasa de la comida mediterránea, siendo la japonesa, que nada tiene qué ver con la china, la mejor para su gusto.

Se habló poco de política y mucho de asuntos más interesantes durante poco más de una hora que se muy corta, porque Dragó es uno de los intelectuales más cercanos y sencillos entre los españoles. Todo un lujo para Zamora. Gracias mil a la gerencia de El Savoy por traer a nuestra ciudad a un escritor tan genial. 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress