Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 6 de noviembre de 2017
LITERATURA

Sánchez Dragó, en el Café/Bar El Savoy

Concha Pelayo

[Img #16049]El viernes pasado hizo su aparición en Zamora Fernando Sánchez Dragó invitado por el Café Literario Savoy para que hablara, para que improvisara y dijera lo que quisiera. Y vaya si lo hizo. La sala, para la ocasión, a rebosar. La personalidad de Sànchez Dragó nos encandila y provoca. Habló de sus ocho mujeres, le acompañaba la última, gran complicidad entre ambos, manitas, miradas. Sin cortarse, como tiene que ser. Habló de que su primera boda fue en la cárcel. Entonces se había hecho del Partido Comunista y claro, eran tiempos de Franco y la cosa estaba mal vista. Después vendrían otras bodas, otras mujeres. Hijas, un hijo de cinco años con el que se siente fascinando, tal es la sabiduría de los niños actuales. Le fascina la comida japonesa, la mejor del mundo. No tolera la leche, nadie debería probarla. .Más de un 90% de la población mundial es intolerante a la lactosa.

 

Distingue entre lealtad y fidelidad. Él es leal a sus mujeres, no fiel. Incluso le gusta que ellas lo sean también. Le produce morbo. Fue amigo de Claudio Rodríguez a quien considera junto a Machado los dos mejores poetas del siglo XX. Alguien preguntó  ¿Y Lorca? También, respondió.…Recitó de memoria algunos versos de Claudio. Se interesó por sus hermanas, Carmen y Marisa, amigas queridas, desaparecidas ya. Como desapareció la saga.. No le gusta el  futbol, sin embargo en una ocasión le invitaron a sentarse en el palco presidencial del Vicente Calderón y todo porque se había permitido poner en evidencia a toda la jauría (por llamarla de alguna forma) que rodea al futbol.

Considera a la afición pacata, mermados mentales, vamos, un decir. Le  dedicaron tres páginas en un periódico.  Y durante un tiempo, casi le hacían la  reverencia. No se habló de política. Algunos se quedaron con las ganas de preguntarle que qué había ocurrido desde que estuvo afiliado al Partido Comunista hasta nuestros días, tan cambiado se le nota. ¿…?

El sexo es muerte, es vida, el sexo puede prolongarse horas, días, meses, la vida entera. Parece mucho más joven de cómo lo vemos en sus programas televisivos. Tiene arrugas, sí, pero su musculatura es consistente, su mirada es viva, la fija sin decoro cuando hace falta y habla con rigor y sabiduría. No se considera ni presentador, ni conferenciante, tan solo escritor, algo para lo que nació y desde que tuvo tres años sabía que quería ser escritor. Lo suyo es vocacional, escribir es duro, difícil, es angustioso, a veces, requiere mucha soledad y mucho tesón. Mucho sacrificio.

 

La visita de Sánchez Dragó a esta ciudad levítica fue corta y nocturna, pero se agradece.

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress