Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 9 de noviembre de 2017
HISTORIA

Las "dos españas"...¡Una maldición eterna!

Marino Carazo Martín

[Img #16126]No me quiero referir yo ahora sólo a las dos "Españas", una derrotada defendiendo la legalidad de la República, y muchas de cuyas víctimas permanecen aún ocultas en el lugar de su fusilamiento, enfrentada a la otra, la de los vencedores del golpe de estado militar de Franco que provocó la guerra y la muerte. Unos vencedores, herederos, en alguna forma, tras 40 años de dictadura, del poder social, político y económico, que aún hoy, cabalgando el s. XXI, se muestran reacios a admitir que todo aquello fue un desatino y a condenarlo.

Parece que los españoles estamos condenados a vivir divididos permanentemente por una u otra causa. Que la convivencia en paz y armonía, no fuera posible en ésta, nuestra "piel de toro". Una división que el conflicto catalán ha llevado ahora al corazón de la sociedad, a las familias, donde se discute y provoca enfados, y donde se está llegando a acuerdos tácitos de no hablar del tema en casa o entre amigos. Todo ello, no sólo en Cataluña, sino en el resto del territorio. Seguramente, porque no estamos históricamente acostumbrados a "discutir" en el buen sentido de la palabra, como intercambio de opiniones, con argumentos y entendiendo que la razón puede estar, muchas veces, del lado contrario, sino que sólo queremos tener razón. No somos un pueblo dado a empatizar y entender al otro, sino más bien, amigos de aplicar, demasiado a menudo, el principio de.. "Si no estás conmigo, estás contra mí"

De igual manera, somos capaces de comulgar con ruedas de molino y aceptar, sin analizar razones, las sentencias grandilocuentes que nos espetan, aunque estén vacías y sean tergiversadoras. Aquello que manifiestan "los nuestros", lo damos por bueno sin siquiera escuchar las razones de la otra parte, lo que sería, no sólo loable, sino enriquecedor, integrándolo, sin más, en nuestro discurso. Hace poco, hablando sobre un tema local con una señora de Cabañales, al hacerle referencia a una información, al respecto, publicada por este periódico, me contestó, ciertamente airada, "yo no leo ese periódico que dice sólo mentiras" y se dio la vuelta sin poderme indicar una sola de esas mentiras, ni dejarme preguntarle cómo deducía semejante calumnia sin... leer el periódico. Una persona, probablemente maravillosa en su día a día, pero que evidenciaba como global "su verdad irrefutable" Un ejemplo de la actitud que nos caracteriza y nos separa.

Vivimos una constante división social, siempre unos contra otros. Somos capaces de asimilar cualquier polémica, por absurda que sea, y llevarla a la calle una vez puesta en marcha, normalmente por la TV. Podemos estar divididos hasta por aquello que nos une más, el futbol, y crear agria polémica hasta por el efecto óptico de los colores de una camiseta nacional, hasta crear el bando, "pro" y "anti" camisetas.

Somos, muchas veces, realmente absurdos, y mientras nos enfrentan por temas vanales, las dos Españas que más debería importar acercar entre sí, y trabajar por ello, la de los ricos y la de los pobres, siguen separándose más y más. Estos últimos, luchando por llegar a fin de mes y un trabajo para sus hijos, y los primeros ocupados, al menos los más ricos, en ocultar al fisco su riqueza acumulada en paraísos fiscales y en perjuicio de una Patria que dicen defender a ultranza. Un delito, que no sólo se persigue menos por los defensores de la Legalidad, sino que de vez en cuando, se tiende la mano a los delincuentes económicos con alguna oportuna amnistía fiscal para hacer "borrón y cuenta nueva". La brecha entre ricos y pobres, por no ser una división territorial, parece que importe menos solucionarla.

Mientras no asumamos que nadie tiene la razón al 100% en cualquier tema, estaremos apartados de una solución que no vendrá con las elecciones. En el tema catalán se han cometido tantos errores graves, por acción u omisión, en ambos lados, que la razón se les escapa a ambos como agua en una cesta. Los unos en su huida suicida, a toda costa, hacia una República Catalana que nunca va a ser un hecho por este camino, pero que, sin dejarles ninguna salida y empeñado el Gobierno en no querer dialogar, se han visto abocados a actuar de semejante modo, única forma de conseguir, al menos, un Referéndum pactado, que ocurrirá. Los otros, contemporizando inútilmente a la espera de que el conflicto se arreglase sólo y, al estallarle en toda la cara, se han dedicado a matar moscas a cañonazos, poniéndonos en ridículo a nivel internacional al hablarse en Bruselas y en el mundo, sin razón alguna, pero se oye hablar, de una España opresora con presos políticos. El no ser cierto, no excluye el daño.

Ni Declaración de Independencia, ni artículo 155, "La virtud está en el medio". Los políticos que dirigen el país y nuestro destino, por ineptitud o ignorancia, o ambas cosas, en vez de dedicarse a hacer política y solucionar problemas, continúan creando conflictos y división entre la gente.

"Españolito que vienes al mundo, te guarde Dios, una de las dos España, ha de helarte el corazón"... Una maldición eterna.

Marino Carazo Martín

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 16 de noviembre de 2017 a las 13:08
Micky
Ni DUI, ni 155.
Cierto que el Gobern Català, debe hacer mucha autocrítica y acatar una justícia justa. Pero en España, la tienen que hacer todos los partidos.
Rajoy es mi presidente, y como tal, tiene que trabajar por mis derechos. 7 años sin mover un dedo con el tema y solo es culpa de los que actuan. La constitución es democrática, pero hay democracia mas allá de la constitución.
Creo que estas elecciones serán un desastre. Salga quien salga. Con ERC o PDCAT, mas de lo mismo por inactividad del PP. Pero si gana PP, Cs, PSC-PSOE, quien se sube al trono? Arrimadas? Iceta seguro que no, porque no va a tener nuca el apoyo de Cs.
Total. O hay mayoria pro-referendum y se pacta con el estado, o repetimos elecciones hasta que esté al gusto de Mariano y compañia.
Mientras, esperaremos que una mayoria de españoles dejen de dar apoyo a los grandes PPartidos de las tramas y corrupción (quien es M. Rajoy?) para entrar en la fase de dialogo. Almenos para ponerse de acuerdo, en què no están de acuerdo. Podria ser un buen principio para hablar.
PD: intervienen la economia de Madrid, porque los que se llenaron los bolsillos dicen que Carmena no lo gestiona bien. No solo pasan cosas en Catalunya

El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress