Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 10 de noviembre de 2017
INDUSTRIA

Respuesta de la Plataforma Biorrefinería de León al procurador del PP Cabadas

Plataforma Pro Biorrefinería de León

[Img #16147]AL ILETRADO UTIL

La Plataforma Pro-biorrefinería de Barcial del Barco (PPBB) agradece que se le dé la oportunidad de responder al escrito del procurador en cortes por el Partido Popular, D. Emilio Cabadas Cifuentes, quien  el domingo, 22 de octubre del 2017, aparece en este mismo medio con un escrito referido a la Biorrefinería de Barcial del Barco. Agradecemos a este medio escrito de comunicación que nos dé la oportunidad de publicar la respuesta de la plataforma a dicho escrito del Sr. Cabadas,  para que la misma pueda ser leída por el mismo perfil de lectores el mismo día de la semana.

Comienza su escrito, Sr. Cabadas, de una forma pretendidamente académica, actitud que mantiene a lo largo del mismo,  citando autores varios que hablan sobre el concepto de las  “ideas”, intentando aplicar dichas reflexiones al proyecto  de biorrefinería de Barcial del Barco; atribuyendo a dicho proyecto, por extensión, ser una idea mal concebida y no viable. Primer gran error por su parte.  Mire usted, Sr. Cabadas, Las ideas, y no el dinero, son las que transforman las sociedades, las que generan bienestar, cultura y riqueza. La revolución industrial fue posible por la ideas. La Idea es la base sobre la que se desarrolla la investigación – el desarrollo – la innovación (el I+D+I), le suena,  que culmina, por ejemplo, en la validación de la misma a través del organismo oficial competente que a tal fin tiene establecido el Estado: La Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), organismo que  termina validando la originalidad y validez de la idea a través de las denominadas patentes de invención. Sr. Cabadas, el proyecto de biorrefinería Multifuncional de Barcial del Barco tiene reconocidas tres patentes de invención que avalan la validez, originalidad y aplicabilidad de la idea al terreno industrial. Como le hemos demostrado, toda la argumentación sobre la que está basado su escrito Sr. Cabadas, es falsa, y tiene usted que saber que quien le  animó a hacer su escrito, lo sabía; por eso le decimos  que ha sido usted utilizado como un iletrado útil.

Afirma usted en su escrito que este proyecto ha sido apoyado siempre por el Partido Popular(PP). La respuesta es obligada ¿Qué PP?. Ese es el problema, que hay varios PP. Mire, Sr. Cabadas,  en esta plataforma figuran varios miembros del PP; los promotores del proyecto en los dos últimos años siempre, repetimos, siempre, han dicho que el trabajo y apoyo que han recibido de la Consejera de Economía e Industria así como de su viceconsejero, D. Carlos Martín Tobalina, ha sido inmejorable; apoyo de la Diputación de Zamora; de la Diputación de León, regidas ambas por el PP,  por citar solo algunas personas y organismos públicos gobernados por el  PP. Recientemente 120 alcaldes de Zamora y León han hecho una declaración firmada de apoyo al proyecto de Biorrefinería de Barcial, el 80% del  PP. Pero mire, Sr. Cabadas, en todo lo que usted dice en su escrito hay un lenguaje manifiesto y otro  encubierto. Seguramente si esta Plataforma le pregunta a  usted si apoya el proyecto de Biorrefinería de Barcial, generador de riqueza y empleo sostenible para su zona, nos dirá que sí, que lo apoya, e incluso se lo puede decir a sus próximos.  Y si es así, por qué miente en su escrito, porqué vierte usted mentiras sobre  la validez del proyecto, copiadas miméticamente de las mentiras que manifestó el vicepresidente de la JCYL en el pleno de las Cortes del día 17 del corriente; porque afirma usted que el proyecto vale 180 m€, cuando son 140 m€. Por qué afirma usted literalmente en su escrito “hace falta que los promotores de la idea aporten dinero” y “los promotores no aportan  capital alguno”. Usted, Sr. Cabadas, que pretende ser tan académico en las citas y que quiere documentar adecuadamente su escrito,  nos imaginamos que se habrá entrevistado  con el autor de la idea y promotor del proyecto para saber si ha puesto o no dinero, y cuánto dinero. No nos diga que usted ha hecho una afirmación  sin confirmarla. Sr. Cabadas, usted y el Sr. Vicepresidente, a quien cita y por eso lo nombramos, mienten de manera contumaz y a sabiendas. Pero es una mentira absurda, porque cualquier persona con un mínimo de capacidad intelectual sabe que este proyecto no ha llegado después de doce años hasta el presente sin haber costado millones de euros a sus promotores. Por qué, Sr. Cabadas, miente usted,  como igualmente lo hizo el Sr. De Santiago Juárez en el plano de las Cortes, el 17 de octubre, siendo rebatidas dichas mentiras por el promotor del proyecto con documentos acreditativos que fueron  entregados a la prensa al día siguiente. Por qué usted ha hecho en su escrito de nuevo un “de Santiago Juárez”. Ante quién quiere ganar usted méritos. Usted, Sr. Cabadas,  tiene que defender los intereses de los ciudadanos de Benavente y comarca en Las Cortes de Valladolid, no defender los intereses del algunas personas que están en las Cortes en Valladolid a costa de su comarca.

Afirma usted, Sr. Cabadas, que el silencio es bueno para este tipo de proyectos. Está afirmando usted que la representación de alcaldes que el día 18 estuvieron a las puertas de las Cortes de CYL, encabezados por el alcalde de Barcial del Barco, junto a esta Plataforma,  hicieron “ruidos y algarabías” en la presentación de las firmas. Cómo lo sabe usted, Sr. Cabadas, si no tuvo la dignidad de salir a recibir a sus vecinos, a representantes de su pueblo, que venían a entregar con una educación extrema el manifiesto de 120  municipios de Zamora y León en apoyo del proyecto de Biorrefinería del  Barcial.

Quiere usted más silencio, Sr. Cabadas. Le parece poco silencio que el promotor del proyecto haya tenido que  mantener en un momento determinado de estos doce años un  NO inquebrantable a demandas no éticas que exigían un SÍ como condición a que el proyecto saliese; que el promotor y autor de la idea haya tenido que soportar en lo más intimo del entorno familiar las amenazas, mentiras y  anónimos;  que haya mantenido silencio ante las presiones de algún alto dirigente de la JCYL  a representantes de partidos políticos para que no apoyaran este proyecto de Biorrefinería de Barcial; silencio ante las presiones de algún integrante de una empresa del sector instalada en la CA a representantes de partidos políticos para que no apoyen el proyecto; silencio ante el hecho que un alto dirigente de un ente autónomo de la administración de la Comunidad Autónoma de CYL  quisiera  apropiarse del proyecto; Le parece poco silencio por parte del  ingeniero autor del proyecto ante el hecho de que un organismo de la JCYL,  encargado de facilitar trámites administrativos para que el proyecto obtuviese una autorización administrativa, retuviese parte de la documentación que se la había entrado por parte de los promotores para que dicha autorización no fuese concedida por terceros. Quiere que sigamos. No cree usted, Sr. Cabadas, que el promotor del proyecto ha cumplido con creces el precepto de silencio monástico que usted recomienda. Debe guardar silencio también el alcalde de Barcial del Barco ante el chantaje anónimo escrito que recientemente ha recibido, recomendándole que deje de apoyar el proyecto de biorrefinería, porque de lo contrario saldrán a la luz datos privados de los integrantes de esta Plataforma, datos que están exclusivamente bajo control policial. Sr. Cabadas, la mayoría estas personas que han llevado a cabo dichas acciones también forman parte oficial del PP. Ve usted, señor cabadas, como hay otro PP, que le incitan a usted a que hable de silencio empresarial, cuando en realidad lo que quieren es un silencio de cementerio para enterrar el proyecto de biorrefinería y así ver cumplidos sus compromisos adquiridos con terceros. No son del PP, no son de nadie, solo de sus intereses inconfesables, pero necesitan un paraguas político bajo el cual medrar. Aquí se escanden bajo la bandera del PP, en otras CA  bajo la bandera del que gobierna. Son los mismos, todos tienen el mismo perfil,   solo buscan sus intereses fácilmente reconocibles; seleccionan a sus víctimas propiciatorias, usted es una de ellas, para lanzarlas a debilitar a su enemigo, en este caso el proyecto de biorrefinería de Barcial.  Para ellos, usted, señor cabadas, es un iletrado útil,  material fungible.

En otro momento de su escrito, dice usted, Sr. Cabadas, que “técnicos de la Junta consideran inviable el  proyecto desde el punto de vista financiero. Y no solo la Junta, todos los expertos consultados dudan de la viabilidad financiera del proyecto”. Otra vez está haciendo usted un “de Santiago Juárez”; es decir, mintiendo como lo hizo él en el pleno de las Cortes del día 17 de octubre. Usted, que comenzó  en su  escrito pretendiendo  ser riguroso, ahora ya no le importa el rigor, no citando ni uno solo de los nombres de los técnicos de la Junta, ni el nombre de un solo “experto consultado”. No será  que no los cita porque no existen y todo es una mentira orquestada por su mentor o mentores, los  que le invitaron a hacer el escrito.  Afirma usted también que el proyecto es “inviable financieramente”, pero que la Junta va a seguir apoyándolo. Pero no se da cuenta, Sr. Cabadas,  que sus afirmaciones no guardan la más mínima consistencia lógica. Es la consecuencia de escribir al dictado de terceros.

Sigue diciendo  usted, Sr. Cabadas, “que estamos dispuestos a hacer todo lo que esté en nuestra mano, dentro del marco legal,”.  Sr. Cabadas,  los maestros de ceremonias que han intentado hacer de usted  un aprendiz de brujo  llevan años  haciendo todo lo posible y lo imposible, dentro de la más absoluta ilegalidad, para que el proyecto de biorrefinería sea una realidad industrial fallida en esta CA, aún siendo plenamente conocedores de la riqueza y los miles de puestos de trabajo estables que el proyecto significaría para las provincias de Zamora y León. Siendo usted el amanuense de sus mentores es, cuando menos, anecdótico que nos hable de legalidad.  Pero ya que usted cita el término de  legalidad, esta plataforma exige para el proyecto de Biorrefinería  el mismo “marco legal” que se ha tenido la Junta de Cartilla y León para  dar ayudas a fondo perdido a, por ejemplo, las siguientes empresas:

Radio Televisión de Castilla  y León: más de 162 millones de € en ayudas a fondo perdido en  seis años (empresa privada)

A:zucarera :  probablemente más de 250 millones de € en ayudas a fondo perdido en los últimos  diez años (empresa privada)

Campofrío: 40 millones de € en ayudas  (empresa privada)

Nissan:  40 millones de € en ayudas (empresa privada)

Renault: más de 500 millones de € en ayudas en los últimos años (empresa privada)

Proyecto Clamber (Castilla La Mancha): 100% financiado por la CA y el Ministerio de Economía.

Ve usted, Sr. Cabadas, con qué facilidad se desmontan las falacias que contenía su escrito. ¿No ha sentido curiosidad por saber quiénes son los verdaderos guionistas de su escrito? Porque  algunos de los próximos que le utilizan solo son los intermediarios necesarios. Pregúntese, en un acto de inteligencia básico,  quien se beneficia directamente de que el proyecto de biorrefinería de Barcial no se convierta en realidad  en su comarca y encontrará usted al primer guionista. Por qué apoya usted a los que intentan destruir el desarrollo del campo y empleo  de su provincia.

Y ya que estamos próximos al epílogo de este escrito, los miembros de la  Plataforma pro-biorrefinería de Barcial le piden, Sr. Cabadas, procurador en cortes, explique usted con detalle a todos los agricultores de  Zamora y León por qué la Junta de Castilla y León permite  que una empresa no rentable del sector agrario controle en monopolio alguna de las materias  primas de la CA, imponiendo  a los agricultores que las producen los precios que  a ella le convienen; una empresa, repetimos,  no rentable, que trabaja cuatro meses al año, que vive de las multimillonarias ayudas que recibe anualmente de las administraciones publicas. Por qué cree usted que algunos representantes del poder ejecutivo y legislativo de  la JCYL  están haciendo todo lo necesario para que el proyecto de biorrefinería no se implante en Barcial, sabiendo que el mismo, o precisamente por ello, generaría mayor producción agrícola, precios mucho más elevados para los agricultores, más beneficios para los ganaderos, miles de puestos de trabajo y que, además, es absolutamente compatible con las industrias ya existentes?

Y ya para terminar y dado que en su escrito usted ha mostrado querencia a las citas de autor, aunque siempre las empleo de forma inapropiada, esta plataforma quiere aportarle dos citas para la reflexión y tal vez, solo tal vez, le ayuden a revelarse con su rol de iletrado útil al que le han relegado sus próximos, que no amigos.

La primera de las citas está referida al ámbito de la salud, y referida a las recomendaciones que en los últimos años viene haciendo la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la que se ha unido en sus recomendaciones la Unión Europea (UE). En ellas se afirma reiteradamente que el abuso de azúcar es peligroso para la salud, crea dependencia, cáncer y es capaz de generar metástasis por todo el cuerpo. El Centro Oncológico MD Anderson  de la Universidad de Texas (USA), junto a otros muchos otros centros oncológicos, hablan también de los peligros del azúcar, afirmando que consumir mucho azúcar puede producir obesidad, diabetes, cáncer y metástasis. Cuide su salud, Sr. Cabadas.

La segunda cita, que esta plataforma ya ha utilizado en otras ocasiones, pero que es absolutamente vigente, como usted verá, es de una escritora rusa, nacionalizada americana, que escribe bajo el seudónimo de AYN RAND y que dice así: “cuando adviertas que para producir necesitas la autorización de quien no produce nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes trafican no con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y las influencias más que por el trabajo, y que las leyes no nos protegen de ellos, sino que, por el contrario, son ellos quienes están protegidos por las mismas; cuando repares que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un sacrificio personal, entonces podrás afirmar sin temor a equivocarte que tu sociedad está condenada”.

Plataforma pro-biorrefinería del Barcial del Barco.

Seguimos vigilantes

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
El Día de Zamora • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress